Un industrial, trabajando.
stop

El sector reclama menores precios del gas de nuevo, mientras que el ministerio ya adelanta que las circulares de la CNMC chocan con su política energética

Madrid, 07 de agosto de 2019 (04:55 CET)

Viernes 9 de agosto. Esa es la fecha límite que tienen las empresas transportistas de electricidad y gas -las más grandes son Naturgy, Red Eléctrica y Enagás- para presentar sus alegaciones a la propuesta de circulares presentada por la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC), que plantea un severo hachazo a las retribuciones del sector, que continúa pensando negativamente en bolsa, y que ya comienza a adelantar lo que parece que será un conflicto complejo, en el que las empresas afectadas se han mostrado dispuestas incluso a acudir a los tribunales

Este martes se conocía que el ministerio de Transición Ecológica, en un informe no vinculante, entendería que las circulares chocarían con los objetivos en materia energética del Gobierno de Pedro Sánchez. Aunque por el momento el ministerio que lidera Teresa Ribera se mantiene en funciones, no ha querido dejar pasar la oportunidad de explicar claramente cuál es su punto de vista y en una circular no vinculante "ha estimado que las medidas planteadas no consideran de manera adecuada las inversiones necesarias para cumplir los objetivos del ministerio en la materia", señala EFE.

Por ello, el ministerio ha considerado necesaria la convocatoria de la Comisión de Cooperación con el objetivo de resolver las discrepancias que contiene la propuesta y asegurar un marco normativo coherente, a la vez que se respetan las competencias tanto de la CNMC como del gobierno. Es la primera vez que se utilizará esta figura y, tal como adelantó el presidente de EnagásAntonio Llardén, forzará a que se llegue a un acuerdo. Pero el ministerio no ha sido el único que se ha movido.

La industria consumidora de gas volvió a ponerse este martes del lado de la CNMC, que ha insistido en que el objetivo de sus propuestas es reducir la factura que pagan los consumidores. El sector volvió a exigir en un comunicado precios más reducidos del gas para impulsar la competencia.

"La realidad es que, desde la última revisión de los precios del mercado gasista, estos no se han equiparado a los precios europeos, sino todo lo contrario. Según datos aportados por la asociación GasINDUSTRIAL, “del consumo total de gas natural en España, la industria supone el 62%, con una factura de 4.700 millones de euros”, señala.

En este sentido, Joaquín Font de Mora, presidente de la Asociación Nacional de Fabricantes de fritas, esmaltes y colores cerámicos (ANFFECC), señala que el sector “soporta unos precios entre un 20 y un 25% más altos que sus competidores europeos. Solo en concepto de peajes pagamos un 45% más de la media europea”. “Y esto no es asumible para una industria que compite en el mercado global,  pues el gas supone más del 40% de los costes energéticos de nuestras empresas”, concluye Font de Mora.

Industria y Energía, enfrentadas

La petición de una rebaja de los costes energéticos es una demanda continada de los sectores empresariales españoles. Los industriales han relacionado los problemas que han vivido compañías como Alcoa o Vestas con el mayor coste energético que soporta el sector en España; aunque el mayor choque entre la industria y el ministerio que dirige Teresa Ribera la anterior legislatura fue el impuesto sobre el diésel.

Por ahora, las empresas más afectadas por la propuesta de Competencia no han desvelado cuáles serán exactamente sus alegaciones. El sector estaría dispuesto a estudiar soluciones que pudieran reducir la factura, pero defienden el modelo de retribución actual, que asegura que el proceso de transición energética -obligado por la descarbonización- porque da un marco estable a las inversiones. Naturgy, por el momento, mantiene congeladas las inversiones a la espera de conocer cuál será el marco en el que tendrá que desplegarlas.

El Estado, que mantiene posiciones en Red Eléctrica y Enagás a través de la SEPI, también se ha visto indirectamente afectado por los cambios propuestos por Competencia en el valor de sus participaciones. Las caídas en bolsa para la segunda han sido especialmente abultadas, aunque se han reducido en los últimos días.

Por el momento, el mercado le está dando una tregua, después de que Llardén confirmara los objetivos hasta 2023; entre ellos el dividendo. Sin embargo, el brusco cambio en las condiciones ha supuesto un importante golpe para el perfil que la empresa se ha ido labrando de cara a los inversores en los últimos años. "Enagás ha construido consistentemente una reputación de visibilidad en resultados, con políticas de retribución al accionista crecientes", señalan desde JPMorgan

Hemeroteca

Naturgy
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad