El empresario murciano y presidente del Grupo García Carrión, José García Carrión. EFE/Marcial Guillén

La plantilla se rebela contra García Carrión y su cava Jaume Serra

stop

Sindicatos y empresa se enzarzan por el convenio colectivo, sensiblemente inferior al del resto del sector. El enfrentamiento acaba con despidos

Carles Huguet

Economía Digital

El empresario murciano y presidente del Grupo García Carrión, José García Carrión. EFE/Marcial Guillén

Barcelona, 29 de julio de 2020 (04:55 CET)

El cava Jaume Serra siempre fue visto con recelo por el resto del sector. Sus botellas a dos euros despertaron quejas tanto por un supuesto desprestigio del producto como por las condiciones laborales de sus trabajadores. Empresa inexpugnable para los sindicatos, la filial de García Carrión ve como ante las próximas elecciones sindicales las organizaciones tratan de poner un pie dentro de la firma. Y no está dispuesta a permitirlo.

Fuentes de Comisiones Obreras explican a Economía Digital que, de cara al nuevo procedimiento electoral, varios trabajadores se organizaron para formar una candidatura. La semana pasada notificaron de sus intenciones a la empresa. “Si el aviso fue por la mañana, por la tarde les fue comunicado su despido por causas objetivas”, denuncian desde el sindicato, el principal en el sector del cava.

La intención del grupo de trabajadores era renegociar el convenio colectivo vigente, que caduca el próximo mes de diciembre. La organización tiene un marco normativo propio y ofrece sueldos muy inferiores al general. La diferencia entre ambos textos oscila entre 500 euros y 900 euros al mes, según la categoría laboral.

Los sindicatos ya han convocado manifestaciones contra Jaume Serra

“Es imposible vender una botella de cava a dos euros. No sólo es el precio de la uva, es que tiene que estar al menos nueve meses en bodega, hay que abrirlo y embotellarlo." Lamentan en el sector, apelando a las diferencias salariales entre unas empresas y otras.

Ahora, el sindicato advierte a la empresa de que judicializará el caso mientras llama a la movilización. Para empezar, las primeras convocatorias están previstas frente a supermercados Mercadona, pues Jaume Serra fabrica la marca blanca para la cadena de supermercados.

Además, las iras se dirigen contra Pere Escolar, director general de la compañía desde hace un año, y Antonio Jiménez, director de producción. Ambos salieron de Codorníu en el último año y medio y entre las fuentes consultadas sorprendió el tono actual, pues no cuentan con conflictos laborales a sus espaldas en el decano del cava.

Bodegas automatizadas

Pero los bajos salarios no son el único secreto de Jaume Serra para vender el cava más barato del mercado. "Producen 50 millones de botellas con 50 trabajadores. Es un ratio de productividad espectacular, porque lo tienen todo mecanizado", apuntan en el sector. Sus bodegas se encuentran en El Padruell, una modernas instalaciones en una finca del siglo XVII en el municipio de Vilanova i la Geltrú.  

Jaume Serra era una cava modesta hasta que pasó a formar parte de García Carrión, el grupo al que pertenece Don Simón. La marca se creó en 1943, fundada por un empresario del mismo nombre. En 1975, la familia Rato, que en 1956 había adquirido El Padruell, compró la marca Jaume Serra y la trasladó a la finca de Vilanova i la Geltrú. La familia García Carrión se hizo con la compañía en 1997.  

Hemeroteca

Sector del Cava
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad