Las cuentas pendientes de Montserrat Caballé con la justicia

stop

JUDICIAL

Montserrat Caballé en el anuncio de la lotería de Navidad.

06 de junio de 2014 (21:51 CET)

Montserrat Caballé, imputada por fraude fiscal, aún tiene cabos que atar con la justicia. La soprano ha saldado su deuda con Hacienda por el impago del IRPF de 2010 pero eso aún no la exime de la acusación. Su representante legal negocia con la Fiscalía de Delitos Económicos y con la Agencia Tributaria la petición de pena de prisión, así como la multa y los intereses que debe pagar.

La cantante de ópera no declaraba impuestos en España porque “formalmente” figuraba como residente andorrana, señala la querella presentada por la Fiscalía. El Ministerio Público asegura que Caballé utilizaba su residencia en el Principado “a los solos efectos de no tributar en la Hacienda Pública”. El fraude asciende a 500.000 euros. La artista catalana devolvió el montante en dos plazos.

Negociaciones

El abogado de Caballé, Santiago Ayesta, se reunió esta semana con Fiscalía y Abogacía del Estado para negociar el acuerdo de conformidad. Las posiciones parten de posiciones muy separadas. La soprano no reconoce el delito y eso es una condición básica para sellar el pacto. El acuerdo del caso Carulla tuvo como eje que uno de los seis hermanos encausados accedió a reconocer el delito.

Si finalmente cede, negociaría por una pena mínima que incluso podría ser permutable por una condena económica. Se trata de una medida habitual. Se ha aplicado al propio Lluís Carulla.

Parte económica

Otro tema a tratar es la multa, que sólo se pagaría una vez se dictase sentencia judicial. La sanción que recae por ahora sobre la artista es del 65% de lo defraudado: unos 325.000 euros. El letrado de Caballé también estaría intentando reducir el importe de la pena. A eso, habría que sumar los intereses.

Estos se calculan aplicando el tipo de interés legal más dos puntos sobre la cantidad defraudada. Desde 2010, fecha en que se cometió el delito, el tipo se mantiene en el 4%. En total, 150.000 euros. Este punto también estaría bajo discusión.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad