Una imagen de una versión antigua del robot de cocina de Lidl.

La batalla de la Thermomix barata: Lidl contra Aldi

stop

Ambas cadenas de supermercados lanzan sus robots de cocina low cost con precios inferiores a los 250 euros para competir con el electrodoméstico alemán

Barcelona, 21 de marzo de 2019 (12:56 CET)

El robot se convirtió en un utensilio imprescindible en las cocinas de muchos españoles. Si Thermomix es el rey de la categoría, cada vez son más las compañías que lanzan este electrodoméstico de marca blanca. Mientras los robots de la empresa alemana oscilan entre los 500 euros y los 1.500 euros, supermercados como Lidl y Aldi tienen su propia versión por menos de 250 euros.

Sin embargo, con el aluvión de nuevas ofertas, llegan las dudas. Por ello, los expertos de Computer Hoy deciden cuál es la mejor opción calidad-precio para tener tu propia Thermomix barata: ¿el Monsieur Cuisine Plus de Lidl o el Quigg de Aldi?

El precio del robot de cocina de Aldi y Lidl: 229 euros

Las diferencias entre ambas máquinas son pequeñas. Para empezar, el precio es idéntico: 229 euros, una opción mucho más económica que los 500 euros que cuesta la versión básica de la Thermomix habitual.

El Quigg de Aldi gana en potencia a su competidor, pues suma 1.200 watts frente a los 1.000 que ofrece Lidl. Por capacidad, vuelven a empatar: 2,2 litros en el vaso. Además, ambas ponen a disposición del cliente una báscula aparte.

En cuanto a los modos de cocina, los dos robots tienen cesto para cocer y una vaporera para cocinar al vapor.

No obstante, los modos de cocina difieren entre las thermomix de marca blanca. El robot de Aldi puede amasar, hacer sopa, mermelada y vaporera. En cambio, el de Lidl permite amasar, sofreír y hacer de vaporera.

La thermomix de Aldi viene con una app; la de Lidl está en español

Si bien hasta el momento podríamos hablar de empate técnico. Cada una cuenta con un argumento a su favor para intentar declinar la balanza: Aldi, por ejemplo, tiene una aplicación móvil con la que poder controlar el electrodoméstico.

Por el contrario, Lidl tiene dos grandes armas: la primera es el diseño, más refinado que el de la competencia. Además, su robot de cocina está completamente en español mientras que el de Aldi solamente está disponible en alemán. Así, es más comprensible hasta que el cliente no se aprende los distintos modos que ofrece.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad