Anuncio de la crema Cien de Lidl. Fuente: Youtube

Lidl usa el robo de Cifuentes para vender su polémica crema de 3 euros

stop

La cadena alemana Lidl ha diseñado una campaña de márketing para burlarse del robo de cremas de Cifuentes y promocionar su polémica crema Cien

Madrid, 25 de abril de 2018 (17:33 CET)

La cadena de supermercados Lidl ha aprovechado la caída de Cristina Cifuentes para hacer humor con el hurto de cremas anti-arrugas que han terminado con su carrera política y, de paso, vender sus propias cremas.

Los responsables de márketing de Lidl han querido sacar provecho del polémico video en el que Cristina Cifuentes aparece tras haber robado dos cremas Olay en un supermercado Eroski.

Lidl ha respondido a un tuit del medio humorístico El Mundo Today que mostraba el siguiente titular: “Cristina Cifuentes dimite y devuelve los años que se quitó con las cremas”.

La cuenta oficial de Lidl España no tardó en montarse en la ola de la polémica para promocionar su crema barata de 3 euros. “Para tener esa cara, hay que cuidarla”, publicó la cuenta de Lidl con una fotografía que añadía aún más veneno al mensaje: “Al final la cara le ha salida cara”. “Buena, anti-edad y al mejor precio. Es de Lidl”.

 

La polémica crema Cien

Lidl aprovecha la coyuntura política para volver a ganar notoriedad con su polémica crema Cien, que fue nombrada por la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) como la mejor del mercado, pero que nunca mereció tal distinción, tal como quedó demostrado en un juicio el pasado 12 de marzo en los juzgados de Madrid.

El laboratorio alemán contratado por la OCU reconoció ante la juez que la crema de Lidl no era la número uno, tal como había promocionado la OCU en su revista.

Las investigaciones de este diario demostraron que la OCU había nombrado la crema de Lidl como la mejor con una metodología extraña que terminó adjudicando a las cremas una puntuación distinta  en los diferentes países donde la red de la OCU tiene presencia (Bélgica, Italia, España y Portugal). Las mismas cremas tuvieron resultados diferentes en cada país, tal como destapó este diario.

Lidl saca tajada del caso Cifuentes con sus cremas pese a que se ha demostrado que no son tan buenas como venden

Una experta en cosméticos también expuso ante la juez que la crema de Lidl contenía parabenos y alérgenos que no fueron penalizados en el estudio de la OCU. Tanto el fiscal como la juez avalaron los artículos de Economía Digital que consideraron “veraces”.

Lidl tenía previsto lanzar siete nuevas cremas de su línea Cien esta semana pero, tras el varapalo judicial, ha decidido posponer la presentación hasta el próximo verano. Ahora, intenta repuntar con un márketing agresivo aprovechando la “cara” de Cifuentes.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad