Los comparadores de precios, una ‘mina de oro’ para las pymes

stop

Las compañías que registran sus webs en estos portales duplican la facturación

20 de octubre de 2013 (20:52 CET)

El comercio electrónico sigue sin cuajar en España. El miedo al fraude on line frena muchas de las visitas a las webs que podrían acabar en compra. Más del 90% de los clientes busca en Internet antes de tomar una decisión. Pero sólo se materializa la compra en un 49% de los casos. ¿Cómo superar esta barrera?

Según el director de marketing de Nominalia, David Costa, hay varias fórmulas para lograr cerrar la venta. Una de ellas es inscribir la tienda virtual a webs dedicadas a comparar precios. Este experto en presencia on line asegura que las pymes que optan por esta opción duplican su facturación.

Referencia para los clientes

¿El motivo? “Transmite confianza por los comentarios. El cliente tiene una referencia más, y eso facilita mucho las ventas”, explica Costa. Y para reafirmar esta consecuencia se hace eco de un estudio de Accenture según el cual, el 68% de los internautas compara precios antes de decidirse.

Portales como Ciao, Kelkoo, Amazon o Twenga son referente para muchos de los compradores on line. Y si ven a las pymes en estos comparadores, los clientes superan el principal factor que frena actualmente al e-commerce en España: el miedo al fraude.

Internacionalización ‘on line’

Pero las pymes tampoco saben sacar provecho de sus propias webs. La mayoría contienen información corporativa y descuidan un factor clave: introducir un catálogo de sus productos para facilitar la venta on line. Una herramienta con la que complementar la actividad en las tiendas físicas.

Pero no es la única piedra que se encuentran en el camino. Según Costas, sólo el 20% de las compañías registradas en Nominalia tienen su página traducida a más de un idioma que no sea el castellano.

“Se mira muy poco hacia el exterior. En Europa tenemos un mercado potencial enorme y en cambio no sabemos aprovecharlo. Y se consigue con algo tan sencillo como poner tu web en inglés o francés”. Un sencillo paso que a ojos de este experto, abre mercados sin necesidad de inversiones elevadas ni continuos viajes de negocios.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad