Los escollos del acuerdo judicial por el desfalco de La Seda

stop

ACUSADO DE DELITO FISCAL Y APROPIACIÓN INDEBIDA

Rafael Español, ex presidente de La Seda

en Barcelona, 11 de mayo de 2015 (17:30 CET)

El reloj juega en contra de Rafael Español. El ex presidente de La Seda quiere alcanzar un acuerdo de conformidad con Fiscalía y la Abogacía del Estado antes del día 18. De lo contrario, la Audiencia Provincial de Barcelona retomará el juicio por el desfalco de la compañía catalana, valorado en 12 millones de euros y por el que le exigen 27 años de cárcel. El pacto se prevé complejo.

Fuentes judiciales aseguran que el Ministerio Público podría rebajar la condena a dos años de prisión. Las exigencias pasan porque el empresario devuelva los fondos desfalcados y aclare su situación con la Agencia Tributaria. Abogacía del Estado y Fiscalía ya trabajan en elaborar un escrito de acusación conjunto para presentárselo al juez. La coordinación entre ambas partes tiene sus complicaciones. Además, por otro lado, se deben resolver algunos aspectos técnicos que afectan a la situación concursal de la compañía y que afectan a ambos procesos.

Acusación contra el empresario

El fiscal Óscar Serrano acusa al ex presidente de la firma de apropiarse de forma indebida o de estafar casi 12,3 millones de euros de la firma entre el 2000 y 2004. Español, junto a la ayuda del economista Antonio Comadrán, usó una trama de empresas para vender a La Seda mercancías y servicios "o bien inexistentes, o bien efectivamente prestados pero en los que había incrementado desmesuradamente su valor real". 

Comadrán, además, habría cargado a la empresa cuantioso gastos personales "con total desfachatez", indica el escrito de acusación. Por su parte, La Seda y sus filiales "no dudaron en descontarse el IVA contenido en las facturas falsas, o incrementadas, giradas por las sociedades de Comadrán". 

Delitos fiscales y apropiación indebida 

Español y Comadrán deberán responder ante la justicia de un delito de apropiación indebida o, alternativamente, de estafa. Además, Fiscalía les acusa de nueve delitos contra la Hacienda Pública (siete el ex presidente de La Seda y dos el economista) y de falsificación de documentos mercantiles. Otros cuatro imputados también responderán por esta última acusación.

El futuro de Rafael Español es complicado. El ex presidente de la firma está imputado en varias causas que giran sobre su gestión en la compañía. Serrano, fiscal que sustituye a Francisco Bañeres –actual teniente fiscal de la Fiscalía General de Cataluña-- en el caso, pidió hace unos meses 12 años de prisión por una serie de operaciones ficticias que pretendían disimular la situación crítica de la firma.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad