Los millonarios latinos expulsan a los españoles de la zona noble de Madrid

stop

El alto poder de compra de los millonarios mexicanos y venezolanos que buscan pisos en Salamanca expulsan a la aristocracia local de los alrededores

La promoción más cara de Madrid, en el barrio de Salamanca.

Madrid, 27 de noviembre de 2017 (04:55 CET)

La burguesía y los empresarios mexicanos, venezolanos y colombianos se están adueñando del barrio de Salamanca. De la mejor parte del barrio de Salamanca, según precisan las inmobiliarias de lujo que sólo trabajan con los pisos más codiciados de la zona más cercana al parque de El Retiro.

Los compradores españoles han quedado expulsados del mercado por la presión al alza que las fortunas latinoamericanas están ejerciendo en pisos de 4 y 5 dormitorios y cuya superficie supera los 300 metros cuadrados.

Quieren pisos bien ubicados, exteriores amplios y cerca del Parque del Retiro. Nunca en las zonas más alejadas del barrio. Las inmobiliarias dedicadas al mercado del lujo crecen en la zona más cotizada del centro de Madrid.

“Los clientes españoles no tienen capacidad económica para competir con los nuevos clientes mexicanos, venezolanos y colombianos. Los mexicanos y venezolanos buscan pisos de dos millones de euros mientras que los colombianos se interesan por pisos de alrededor unos 600.000 euros”, explica Ana Molgó, directora de Barnes, una inmobiliaria de lujo con algo más de un año de operaciones en España.

Los millonarios mexicanos y venezolanos han obligado a los compradores españoles pudientes a buscar zonas más baratas

El nuevo público de los inmuebles de lujo madrileño solicitan viviendas completamente reformadas y han obligado a los tradicionales compradores españoles a desplazarse a otras zonas de alto standing pero más económicas como El Viso o las ubicaciones más alejadas del barrio de Salamanca.

El precio del metro cuadrado en las zonas buscadas por este nuevo colectivo de compradores asciende a los 10.000 euros por metro cuadrado.

Pisos de herencia

Las inmobiliarias dedicadas al lujo en el barrio de Salamanca trabajan bajo un esquema completamente diferente al de el resto de inmobiliarias de la capital. Los comerciales no buscan piso de forma convencional ni publican anuncios en internet para ponerlos a la venta.

Todo funciona de forma discreta. Tanto la captación de pisos como la de clientes. “Usamos una red de contactos para tener acceso a los inmuebles en venta. La gran mayoría de pisos que caen en nuestra cartera son por herencias de familias pudientes. Los hijos no pueden hacerse cargo de viviendas de ese tipo y deciden vender la propiedad para hacer frente a compromisos o hipotecas”, explican desde la inmobiliaria.

Los últimos seis meses los precios en la zona se han disparado a un ritmo muy superior al del resto de las zonas de la ciudad, donde hay una subida anual del 10%.

La razón es muy simple: cada vez hay más millonarios latinoamericanos y más inversores chinos y turcos que quieren hacerse con este tipo de propiedades. Los latinoamericanos desean una casa para vivir o pasar temporadas en Madrid. Los chinos esperan adquirir la propiedad como requisito a la Golden visa, un beneficio creado por el gobierno de Mariano Rajoy para atraer la inversión inmobiliaria extranjera en los peores años de crisis.

Barcelona se estanca

Contraria a la tendencia inflacionista de Madrid, la inversión inmobiliaria de lujo se ha frenado en Madrid, según la compañía inmobiliaria. En Barcelona, los inversores extranjeros son generalmente residentes europeos que buscan vivienda a precios más accesibles que los millonarios latinoamericanos en Madrid.

Pero las operaciones han caído en picado desde finales de septiembre como consecuencia de la tensión política en Cataluña. La compañía espera que si se despejan los temores de los inversores, el sector pueda volver a la normalidad después de las elecciones del 21 de diciembre. 

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad