Nissan: “Hay que continuar mejorando la competitividad”

stop

SALÓN DEL AUTOMÓVIL

Frank Torres, responsable de Nissan Ibérica

09 de mayo de 2013 (20:10 CET)

Nissan España vive un momento dulce. Deja atrás la “muerte lenta” que auguraba la dirección hace unos meses para dar paso a una fase de estabilidad.

Así lo asegura el director desde 2011 de las operaciones industriales, Frank Torres, quien en una entrevista a Economía Digital asevera que la valoración de estos años es positiva, pero que no vale relajarse. “Vamos a continuar trabajando con ellos (los sindicatos) porque hay que mejorar la competitividad. Nos volveremos a sentar”.

Más capacidad, más oportunidades

La multinacional japonesa ha reafirmado su compromiso con España con una inversión de 430 millones de euros. Las tres plantas españolas llegarán a un nivel de máxima capacidad. La catalanas, situadas en Zona Franca y Montcada, se aseguran, tras duros planes de competitividad, una producción de 210.000 unidades en 2015. Y aún tienen capacidad para otras 50.000 unidades más.

Producirán la One Ton Pick Up, las furgonetas NV200 y la versión eléctrica e-NV200, así como la última incorporación, un turismo de pasajeros. Todo a cambio de nuevas condiciones laborales y de adecuar la competitividad al lastrado mercado español. Torres asegura que las condiciones acordadas son razonables y se sitúan en la media del sector. Y añade que también las ha asumido la dirección.

“Cuando hablamos de ajustes, son ajustes para todas las personas que hay dentro de la compañía. Lo importante es que el coste de fabricación del vehículo es el 10% del total. Nosotros desde hace dos o tres años nos hemos focalizado no sólo en esta parte, sino en toda la cadena de valor reduciéndola un 30%”.

Nuevas adjudicaciones

Por todo, la firma en España vuelve a ser atractiva. Ahora aspira a nuevos modelos incluidos en el plan Nissan Power 88. Se tienen que adjudicar antes de 2016, y la planta catalana es una firme aspirante. “Intentamos competir por nuevos modelos pero no hay nada concreto. Pretendemos aumentar otros mercados con los que nos han adjudicado. Creemos que debido al nivel de competitividad actual, es factible recibir nuevas adjudicaciones”.

Pero ¿habrá más ajustes a cambio de nuevas adjudicaciones? Torres es claro: “Dependerá del nivel de competitividad que nos pidan". Aunque puntualiza que el actual debería ser suficiente ante cualquier oportunidad a corto plazo. Defiende que la dirección siempre se ha sentado cuando ha sido necesario.

Negociaciones

Aunque durante las negociaciones, fuentes sindicales lamentaban que la dirección les chantajeaba a cambio de mantener los puestos de trabajo. Pero Torres se defiende: “Los sindicatos han entendido que Nissan es una empresa multinacional. Que puede decidir fabricar modelos en cualquier parte del mundo en función del nivel de competitividad”.

Y tras la alianza con Renault, la competitividad interna ha aumentado. El resultado es una mayor exigencia desde la dirección. “Si pedimos más competitividad es porque se necesita para poder aplicar ese modelo”. Pero recuerda que no siempre ha sido necesario, como con la asignación de la e-NV200.

Aumenta el mercado de exportaciones


Ahora se dibuja un escenario prometedor. Desde Barcelona, la firma abastece a Europa, norte de África y Oriente Medio. Pero tras las medidas aplicadas en Zona Franca, también suministra a Australia y Nueva Zelanda. Hasta ahora, la fábrica de Tailandia se encargaba de este mercado. “Desde aquí estamos demostrando nuestra competitividad”, asegura Torres.

Respecto al reciente cluster del automóvil en Catalunya, defiende la necesidad de esta unión para demostrar la competitividad de la industria en España. Pero advierte: “Tiene todo el sentido siempre y cuando sea una herramienta práctica y útil. En el momento que se convierta en una herramienta política, Nissan dejará de estar en el cluster”.

Salón de Barcelona

La multinacional está presenta desde este jueves hasta el 19 de mayo en el Salón Internacional del Automóvil de Barcelona. La carta de presentación de la japonesa en la exposición es el vehículo 100% eléctrico. Su modelo Leaf ha sido el más vendido en 2012 en este segmento que copa el 0,1% del mercado total.

Pero no es el único certamen del sector, ya que se alterna cada año con el de Madrid. Una dualidad que algunos profesionales ven innecesaria.

El vicepresidente de la asociación de fabricantes Anfac, Mario Armero, sentenciaba hace unos días que se debía mantener el salón de la capital catalana por su trayectoria histórica. Una apreciación compartida por Torres. “Lo idóneo es un salón cada dos años y lo ideal es Barcelona. Apostamos por ella, se lo ha ganado”.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad