El presidente de la patronal madrileña CEIM, Juan Pablo Lázaro (d), y su secretario general, Miguel Garrido, en la primera reunión que mantuvieron con la alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, en junio de 2015. Garrido gana enteros para suceder a Lázaro al

La patronal madrileña apuesta por un presidente profesional

stop

El sucesor de Juan Pablo Lázaro en la presidencia de la patronal madrileña CEIM –que conlleva una de las vicepresidencias de la CEOE– cobrará por el cargo

Josep Maria Casas

Economía Digital

El presidente de la patronal madrileña CEIM, Juan Pablo Lázaro (d), y su secretario general, Miguel Garrido, en la primera reunión que mantuvieron con la alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, en junio de 2015. Garrido gana enteros para suceder a Lázaro al

Barcelona, 18 de abril de 2019 (04:55 CET)

Los socios de la Confederación Empresarial de Madrid (CEIM-CEOE) se decantan por un presidente profesional, que se dedique full time a la organización y que, por consiguiente, reciba la correspondiente remuneración, según apuntan diversas voces de la patronal madrileña. Todas las miradas se dirigen hacia su actual director general, Miguel Garrido.

Fuentes patronales aseguran que Garrido “tiene todos los números” para suceder a Juan Pablo Lázaro como presidente de CEIM y vicepresidente de la CEOE. Lázaro anunció la semana pasada que renuncia a todos sus cargos patronales y que convocará elecciones anticipadas en junio. No optará a la reelección.

El mismo día que comunicó la decisión a la junta directiva de CEIM, Lázaro avanzó a Economía Digital que, en la actualidad, las patronales requieren una “gestión profesional del día a día”, o sea, un presidente que cobre para dedicarse plenamente a esta función.

Este es el caso de Antonio Garamendi, presidente de la CEOE desde finales del año pasado. Su antecesor, Joan Rosell, no tenía ninguna asignación como presidente, como tampoco la tiene Lázaro por liderar la patronal madrileña y ser uno de los vicepresidentes de la española. Estos dos últimos cargos están vinculados.

Aunque todavía no se han convocado formalmente las elecciones de junio, han aparecido en los medios algunos nombres de posibles sucesores aunque se han apartado de la carrera para suceder a Lázaro: a destacar, los vicepresidentes Clemente González Soler (presidente de Ifema) y Eva Serrano (presidenta de la Asociación Española de Mujeres Empresarias).

Otro de los nombres que han aparecido en las quinielas es el de Hilario Alfaro, presidente de Madrid Foro Empresarial, pese a que, en declaraciones a Economía Digital, asegura que “no seré candidato, ni se me ha pasado por la cabeza”.

Alfaro disputó la presidencia de CEIM a Arturo Fernández en las elecciones de 2015. Salió derrotado, pero se erigió en un contrapoder de la gran patronal madrileña. Arturo Fernández dimitió poco después por el escándalo de las tarjetas Black de Caja Madrid.

Alfaro insiste en que, a diferencia de las otras patronales, Madrid Foro Empresarial es “la única organización empresarial que no tocamos dinero público” y que “no estamos para ser palmeros de la administración”.

La opción de Garrido toma cuerpo

Salvo sorpresas, Garrido será el único candidato. Las fuentes patronales consultadas no esperan que le surja ningún rival. Lázaro lo fichó como secretario general de CEIM cuando asumió la presidencia en 2015.

En el ámbito empresarial, Garrido es socio de Viajes Eco, agencia dedicada a los viajes de empresa, y miembro del consejo del club de baloncesto Estudiantes desde hace casi veinte años.

Como directivo, ha sido gerente de la Cámara de Comercio de Madrid y vocal de Ifema. También presidió la Academia Madrileña de Gastronomía. Una de sus pasiones son los buenos vinos.

También tiene una trayectoria política. Fue consejero de medio ambiente de la Comunidad de Madrid en la etapa de Alberto Ruiz Gallardón y viceconsejero de Empleo con Esperanza Aguirre. Además, presidió el Canal de Isabel II.

Nubarrones sobre la patronal madrileña

Dos nubarrones amenazarán a CEIM en los próximos meses: el primero, el caso Avalmadrid, sociedad de garantía recíproca participada por CEIM, la Cámara de Comercio local y la Comunidad de Madrid. La secretaría del consejo de administración llevó a fiscalía diversas operaciones crediticias. En las próximas semanas se espera que el Banco de España emita un informe sobre este asunto.

El segundo frente tiene que ver con una reclamación de la Comunidad de Madrid por supuestas irregularidades en cursos de formación. El importe de los cursos asciende a 3,5 millones de euros.

Hemeroteca

CEOE Antonio Garamendi
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad