El presidente de Foment, Josep Sánchez Llibre (i), y el secretario general de la patronal, David Tornos (d). /FTN

Torra se compromete ante Foment a portarse bien

stop

Josep Sánchez Llibre anuncia que antes de Navidad un gran grupo internacional trasladará su cuartel central europeo a Barcelona

Josep Maria Casas

Economía Digital

El presidente de Foment, Josep Sánchez Llibre (i), y el secretario general de la patronal, David Tornos (d). /FTN

Barcelona, 04 de diciembre de 2018 (14:33 CET)

El presidente de la Generalitat, Quim Torra, se comprometió ante el nuevo líder de la patronal Foment del Treball, Josep Sánchez Llibre, a ser “proactivo en la estabilidad y seguridad jurídica” de Cataluña, según informó este último en una rueda de prensa.

En su primer mes como presidente de Foment, Sánchez Llibre se ha reunido con la mayoría de los consejeros de la Generalitat y con su presidente. El encuentro fue este lunes. Era la primera vez que hablaban en persona. El líder patronal salió “satisfecho” porque encontró a Torra “receptivo” e “interesado” por la marcha de la economía catalana.

Sánchez Llibre sacó de Torra el compromiso de que Foment y la Generalitat liderarían conjuntamente un clima de estabilidad y seguridad jurídica. Este clima facilitará la atracción de inversiones y el regreso de las empresas que trasladaron su sede social fuera de Cataluña.

El presidente de Foment ha realizado gestiones personales para atraer inversiones. Aseguró que, antes de Navidad, un gran grupo internacional del sector tecnológico anunciará el traslado de su cuartel general europeo a Barcelona. Esta operación generará una inversión de “centenares de millones de euros” y la creación de puestos de trabajo. No reveló la identidad del grupo, aunque informó al presidente Torra de sus gestiones. Indicó que una de las funciones de Foment será facilitar la llegada de inversores extranjeros.

Falta estabilidad política

Insistió que con el gobierno de Torra “haremos cosas positivas desde el punto de vista industrial y económico”. Recalcó que en Cataluña hay estabilidad económica y seguridad jurídica, “siempre han existido”, pero que faltaba estabilidad política. Ello permitiría aprobar los presupuestos de la Generalitat.

En su primer encuentro con Torra, Sánchez Llibre propuso la creación de comisiones tripartitas entre patronal, Generalitat y Sindicatos para abordar las grandes cuestiones económicas.

Sánchez Llibre también ha tendido puentes hacia las otras patronales catalanas. La próxima semana se reunirá con Antoni Abad, líder de Cecot, para recomponer las relaciones después de la expulsión en marzo pasado de la organización vallesana.

Con Josep González, de Pimec, negociaron la representatividad de las patronales para solucionar su histórico conflicto. Indicó que Foment, Fepime y Pimec deben ser “inteligentes” para cerrar un acuerdo que ponga fin a la judicialización de la representatividad y evite la intervención de la Generalitat. Se mostró convencido en alcanzar el acuerdo porque “no tienen sentido pasarnos cuatro años hablando de la representatividad”.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad