Repsol aprueba el examen del petróleo barato

stop

La petrolera española gana el doble de lo previsto hasta marzo. Los analistas esperaban menos de 300 millones, pero el trimestre se zanja con 572 millones de exceso

Antonio Brufau y Josu Jon Imaz durante la presentación del plan estratégico de la compañía / EFE

Madrid, 05 de mayo de 2016 (08:30 CET)

Hace un año el precio del barril de petróleo rondaba los 70 dólares y ahora se mueve en torno a los 45, por encima de los 34 que promedió durante el primer trimestre de 2016.

Esa disminución del 30% está en línea con los resultados que ha presentado Repsol al cierre del primer trimestre, en el que ha logrado un beneficio neto ajustado de 572 millones, un 38% por debajo al registrado hace un año, cuando las ganancias fueron de 928 millones.

No obstante, son unos números mucho mejores de los que los analistas barajaban, que apuntaban a que esos beneficios incluso caerían por debajo de los 300 millones. En bolsa, la petrolera se ha disparado tras la presentación de resultados.

En la comparativa respecto al primer trimestre de 2015, también hay que tener en cuenta que entonces se incluyeron resultados financieros excepcionales, de 500 millones de euros, debidos básicamente a la posición en dólares que tenía la compañía tras cobrar la expropiación de YPF, y cuyo importe se destinó el pasado mes de mayo a la adquisición de Talisman.

El ebitda, calculado en base a la valoración de los inventarios a coste de reposición, aumentó un 6% respecto al primer trimestre de 2015, hasta situarse en 1.242 millones de euros. 

Tanto el área de upstream (exploración y producción), como el de downstream (refino, química, marketing, trading, GLP y gas & power), han mejorado sus resultados respecto a los primeros tres meses de 2015, lo que demuestra la fortaleza y resiliencia de la compañía.

Mínimo de los últimos 12 años

Durante el trimestre, los precios medios del brent cayeron hasta cotizar en mínimos de los últimos 12 años (26,21 dólares por barril el 11 de febrero). Entre enero y marzo, el precio medio del barril se situó en 33,9 dólares por barril, un 37% menos que el mismo periodo del año anterior. 

Pese a este contexto, el negocio de exploración y producción mejoró su beneficio neto ajustado en 207 millones de euros respecto a los tres primeros meses de 2015. Además, la producción aumentó hasta los 714.200 barriles equivalentes de petróleo al día (bep/día), el doble de la obtenida en el mismo periodo del ejercicio anterior.

Solidez del refino

Por su parte, el negocio de downstream incrementó su resultado neto ajustado un 4%, apoyado en la solidez del área de refino y el buen comportamiento del área de química, donde los planes de eficiencia desarrollados permitieron aprovechar la notable mejora del entorno de este sector.

La deuda neta al cierre del trimestre se mantuvo estable, en 11.978 millonesde euros, mientras que la liquidez cubre más de dos veces los vencimientos dedeuda bruta a corto plazo.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad