Una operaria trabaja en el Seat León, en el taller número 10 de la planta de Seat en Martorell. EFE/Marta Pérez
stop

La marca española gana 254 millones de euros en 2018, el 33,4% más, y registra los mejores resultados de su historia por tercer año consecutivo

Economía Digital

Una operaria trabaja en el Seat León, en el taller número 10 de la planta de Seat en Martorell. EFE/Marta Pérez

Madrid, 12 de marzo de 2019 (09:54 CET)

Seat registra cifras récord de beneficios por tercer año consecutivo. La marca automovilística española registró en 2018 un beneficio operativo de 254 millones de euros, el 33,4% más que en 2017, tras el aumento de las ventas y entregas.

Así lo ha desvelado este martes la matriz Volkswagen, que ha presentado el balance del grupo. Seat facturó el año pasado 10.202 millones de euros, el 3,1% más, tras vender 608.000 unidades. Esto supone el 2,2% más que el año anterior, cifras que incluyen los Audi Q3 y A1, que se fabricaron en Martorell.

Además, los vehículos entregados por Seat crecieron un 10,5% hasta 517.600 unidades de la marca. Pese a los buenos resultados, la empresa anunció esta semana que rebajaba las previsiones de producción de la fábrica de Martorell.

Seat rebaja en  12.000 unidades las estimaciones iniciales de fabricación de la fábrica de Martorell

La compañía rebajó en 12.000 unidades las estimaciones iniciales de fabricación de la planta por la situación de la línea de montaje del Audi A1. La empresa explica que tiene falta de motores por la entrada en vigor de la nueva homologación de emisión de gases contaminantes. De este modo, se espera producir 98.000 vehículos, aunque las cifras no son definitivas y la caída podría ser incluso mayor.

El presidente del grupo Volkswagen, Herbert Diess, asegura que Seat "es la marca que más crece en Europa" y la que tiene los clientes más jóvenes en el consorcio. "Seat se concentra en generar una rentabilidad de capital al nivel del grupo. La rentabilidad en 2018 fue del 12,5%, no lejos del objetivo del grupo", comenta.

Además, destacó que la comercialización de modelos con un mayor margen de contribución tuvo un efecto positivo en el resultado de Seat. "Esto compensó el incremento en los costes, que crecieron porque también se incrementó el volumen de vehículos producidos, y los efectos de los tipos de cambio", comenta.

Crece el mercado en España

Volkswagen asegura que casi todos los mercados contribuyeron a la mejora de las cifras de la empresa. Aun así, los mayores incrementos fueron en España, con el 13,3% más; Alemania, con el 11,8%; Francia, con el 31,3%; y Reino Unido (12%).

Además, la rentabilidad operativa sobre las ventas de la marca española fue el pasado ejercicio del 2,5%, frente al 1,9 % en 2017.

La empresa alemana destacó el lanzamiento mundial del Tarraco en 2018, que es el hermano de mayor tamaño del Arona y el Ateca, la familia de todocaminos de Seat.  La producción de Seat mejoró el año pasado un 10,2 %, hasta 528.000 unidades, respecto a 2017.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad