Seat se toma su tiempo para apuntarse a la fiebre del sector

stop

La marca española, inmersa en el desarrollo de los nuevos Ateca y Arona, no lanzará su primer vehículo eléctrico al menos hasta 2019 o 2020

El Seat Ateca X-Perience en el Salón de París / Seat

Barcelona, 21 de octubre de 2016 (18:14 CET)

Seat no tiene prisa. La compañía española se tomará un tiempo prudencial para subirse a la gran fiebre que contagia al mundo del motor, la de los vehículos eléctricos o híbridos. La firma perteneciente al grupo Volkswagen lanzará su primer modelo eléctrico entre 2019 y 2020, según han confirmado fuentes de la compañía a EFE.

Así, habrá que esperar al menos tres años para ver en los concesionarios un Seat que incorpore la tecnología que, en opinión de algunos, cambiará para siempre las carreteras del planeta.

Los planes de VW

En el reciente Salón Internacional del Automóvil de París, el presidente de Seat dejó caer que la marca responsable de hits como el Ibiza o el León no se quedaría al margen de los planes del grupo Volkswagen. Tras el escándalo de las emisiones, el gigante alemán ha apostado por recuperar la confianza en base a nuevos lanzamientos.

Entre ellos, y con un horizonte de al menos una década, figura el desarrollo y construcción de más de 30 vehículos eléctricos, según los cálculos difundidos por la compañía.

En la actualidad, la empresa española se encuentra inmersa en la fabricación y comercialización del Ateca, que reventó las previsiones en su primer mes en la calle; así como en el desarrollo de su nuevo SUV, el Arona, que llegará a los concesionarios el próximo año.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad