Trias evitó ilegalmente una huelga de metro en el Mobile como la que ahora acucia a Colau

stop

El ex alcalde consiguió eludir el paro en 2012 con una subida salarial prohibida por la Ley, según desvela la Sindicatura de Comptes

Los trabajadores del metro prevén hacer huelga el 26 y 27 de abril

Barcelona, 19 de febrero de 2016 (01:00 CET)

El primer Mobile World Congress de Ada Colau puede convertirse en un desastre. Los sindicatos del metro amenazan con una huelga los días 22 y 24 de febrero que llevaría el caos a la ciudad. La alcaldesa puede evitar el desorden si sube el sueldo a los trabajadores. Pero sólo les ofrece un alza salarial del 1% y los sindicatos no se conforman con esa cifra.

En una asamblea celebrada este jueves, los empleados del metro decidieron rechazar la oferta de Colau y mantener la convocatoria de huelga.  No es la primera vez que ocurre algo así. En el año 2012, a Xavier Trias le pasó exactamente lo mismo. El alcalde convergente consiguió evitar la huelga en el último momento, pero para eso tuvo que saltarse la ley.


Acuerdo en el último momento 

Así lo relata el informe Ferrocarril Metropolitano de Barcelona, ejercicio 2012, elaborado por la Sindicatura de Comptes y publicado el miércoles. Según esta auditoría, "a raíz de la convocatoria de huelga prevista para los días 27 a 29 de febrero y 1 de marzo de 2012, coincidiendo con la celebración en Barcelona del Congreso Mundial del Móvil, las partes establecieron una serie de negociaciones que se concretaron en el acuerdo de 27 de febrero del mismo año".

Gracias a ese acuerdo, "se desconvocó la huelga, se prorrogó el convenio colectivo 2008-2011 para los años 2012 y 2013 y se acordó hacer efectivo el pago de la cláusula de revisión salarial del IPC del ejercicio 2011 prevista en el convenio", eso supuso una "subida del sueldo del 2,4% no consolidable y ya contabilizada en el ejercicio 2011", continúa el relato de los auditores públicos.

Actualización de las tablas salariales

"Por último, también se acordó actualizar las tablas salariales del 2012 y 2013 con un incremento de un 1,2%, porcentaje que quedó consolidado", añade el informe de la Sindicatura de Comptes. Con estas concesiones a los trabajadores del metro, Trias logró evitar el caos durante la celebración del Mobile, pero cometió una irregularidad.

Y es que en esa etapa se habían concretado los recortes a través de varias leyes. Una de estas normas era el Real Decreto Ley 20/2011 por el que se establecía que "las retribuciones del personal al servicio del sector público no podía experimentar ningún incremento en términos de homogeneidad respecto a las del ejercicio 2011".

Incumplimiento de la ley

En consecuencia, Trias incumplió ese Real Decreto al acordar la subida salarial de los empleados del metro y así lo subraya la Sindicatura, que es el órgano que se encarga de auditar a las administraciones públicas, al concluir en su informe que el acuerdo para evitar la huelga "vulnera el cumplimiento del Real Decreto en tanto que supone el pago a los trabajadores del importe equivalente a lo que el mencionado Real Decreto obliga a reducir".

Colau, cuatro años después, está a tiempo de evitar la huelga de metro prevista para los días 22 y 24 de febrero. Puede emular a Trias y conseguir parar el golpe en el último momento. De hecho, el alcalde convergente firmó el acuerdo con los sindicatos el día en que se preveía iniciar el paro. Lo que está por ver es si Colau también frenará la amenaza de huelga recurriendo a ilegalidades como su antecesor.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad