Barcelona cae del segundo al noveno puesto de ciudades favoritas para trabajar por la pandemia

La alta tasa de contagios por coronavirus afecta a la imagen de España para los trabajadores internacionales, que en 2018 fue sexta entre los países más deseados, y en esta oleada del estudio, realizada en noviembre de 2020, pierde 10 lugares

Ambiente en la plaza de la Catedral de Barcelona durante la fase 2 del desconfinamiento. Foto: Efe

La pandemia resta atractivo a Barcelona y España para los trabajadores internacionales. La Ciudad Condal se mantiene entre las diez ciudades del mundo más deseadas para trabajar a nivel internacional, aunque pasa de ser la cuarta en 2018 a la novena en la última oleada del estudio Decoding Global Talent realizado a finales de 2020 por la consultora Boston Consulting Group, que constata la pujanza de las ciudades orientales como destinos más atractivos para los trabajadores y refleja cómo el impacto del coronavirus ha afectado a varios países en las preferencias de los trabajadores, entre ellos España, que es de los más castigados por la pandemia.

Según esta investigación, basada en una encuesta a 208.807 trabajadores en 190 países —con más de 5.000 encuestados de España, Francia, Alemania, Estados Unidos o Indonesia— Londres se mantiene como la ciudad más atractiva para trabajar, destacada por el 18% de los encuestados por tercera vez en esta serie de estudios, que anteriormente se realizaron en 2014 y 2018. 

La siguen Ámsterdam, Dubai, Berlín, Abu Dabi, Tokio, Singapur, Nueva York, Barcelona y Sidney, entre las diez primeras de una lista en la que destaca el crecimiento de las ciudades de Oriente Próximo y Asia. También se constata el descenso de las urbes occidentales: Nueva York ha pasado de ser la segunda a la octava, y Barcelona, de la cuarta a la novena.

Ciudades más deseadas para trabajar, según la encuesta del Boston Consulting GroupBoston Consulting Group

Esa tendencia se constata también entre los países más destacados para trabajar, en la que Canadá se sitúa en el primer lugar, superando a Estados Unidos, que se queda en el segundo lugar, y Australia se sitúa en el tercer, desbancando a Alemania que en 2018 había sido segunda y ahora es cuarta. A continuación, completan los diez primeros países más deseados para trabajar el Reino Unido, Japón, Suiza, Singapur, Francia y Nueva Zelanda.

España pierde 10 lugares como destino de trabajo, en parte por la gestión de la pandemia

España, que en 2014 había sido el octavo país más deseado, y en 2018 el sexto, pierde hasta 10 lugares en la clasificación de 2020. El estudio detecta una correlación entre la evolución de los países como destino para trabajar y su capacidad para controlar los contagios de coronavirus: aquellos que han tenido mayores tasas de infección por un millón de habitantes hasta noviembre de 2020, cuando se realizó la encuesta, han perdido más puestos.

Este es el caso de España (10 puestos menos), Bélgica (4 puestos menos), Estados Unidos (1 menos), Italia (2 menos), Francia (2 menos) o Austria (4 menos). “La alta tasa de infección es muy probablemente la razón por la que Italia, Francia y España han caído en el listado”, explican los autores del estudio.

Relación entre el nivel de contagios por coronavirus y la evolución de los países más deseados para trabajar, según el Boston Consulting GroupBoston Consulting Group

Por el contrario, los países que mejor han controlado la pandemia son los que ganan más posiciones en las preferencias de los trabajadores. Es el caso de Malasia (que sube 14 puestos), Corea del Sur (12), Singapur (10), Nueva Zelanda (5), Japón (4) o Australia (1). “Esto ilustra el peso que los encuestados están dando a la salud pública después de millones de fallecidos por la covid-19 y el cierre de miles de negocios en todo el mundo”, añade el documento.

El impacto del coronavirus también se nota en el interés por trabajar fuera del país de origen, que a nivel global ha caído. Si en 2014 el 63,8% de los encuestados quería trabajar fuera de su país y en 2018 era el 57,1%, la proporción ha caído aún más en 2020, hasta situarse en el 50,4%.

En España, solo el 34% de los encuestados quiere trabajar fuera de sus fronteras, un descenso de 16 puntos porcentuales, ya que en 2018 era el 50%. Los encuestados que menos ganas tienen de salir de su país son los de Letonia (27%), Dinamarca (27%) y China (28%); mientras que los más interesados en trabajar fuera de sus fronteras son los de Sudán (94%), Emiratos Árabes Unidos (94%) y Catar (93%).

Noticia original: Business Insider

Autor: Miguel Ángel Moreno