Sánchez deja en el aire las medidas económicas hasta el martes

El presidente del Gobierno, aunque no aprobó el sábado las medidas económicas, ha prometido iniciativas para garantizar la liquidez a las empresas

La mayoría del tejido empresarial español se encuentra en una situación angustiosa e inédita por la excepción de los acontecimientos que se están produciendo entorno al coronavirus Covid-19. Los más afectados se prevé que sean el sector turístico —que supone un 12,3% del PIB en España—, las pymes y los autónomos.

A pesar de encontrarse todo el país confinado y muchos negocios cerrados hasta nuevo aviso, y de que la reunión del Consejo de Ministros celebrada ayer se dilatara durante aproximadamente siete horas, Pedro Sánchez no pudo anunciar en su comparecencia en el Palacio de la Moncloa el plan de choque económico del Gobierno. La reunión con los diferentes ministros se complicó por las diferencias vigentes entre el partido de Pablo Iglesias de Unidas Podemos y el PSOE, que comparten la gobernabilidad de España.

Los operadores económicos necesitan urgentemente medidas de apoyo financiero para poder compensar la bajada de ingresos diarios y poder tener liquidez para afrontar sus obligaciones. Sin embargo, todos los afectados deberán esperar hasta el martes para saber qué medidas se van a tomar para intentar amortiguar los efectos que está causando ya el coronavirus.

Tal como indicó ayer el presidente del Gobierno, las medidas van a seguir cuatro líneas: el apoyo a los trabajadores y los autónomos, la flexibilización de los expedientes de regulación temporal de empleo (ERTE), el aumento de la liquidez para las empresas y el apoyo a la investigación de una vacuna. Sánchez también admitió que el impacto económico que provocará la declaración del estado de alarma por la crisis del coronavirus será “grande” y que “mucha gente va a verse damnificada”.

Medidas tomadas que sí impactarán en la economía

En el real decreto aprobado ayer sí que existen una serie de medidas que tienen un impacto sobre la economía, así como en el mercado de trabajo. La normativa señala que “la autoridad competente podrá adoptar las medidas necesarias para garantizar el suministro de energía eléctrica, de productos derivados del petróleo, así como de gas natural según el artículo 7 de la ley del sector”. Por otro lado, las empresas de transporte de viajeros van a tener que reducir su oferta de billetes, puesto que con la nueva normativa se prohíbe viajar salvo por necesidades imperiosas.

En los hipermercados y supermercados que se abran para cubrir las necesidades básicas de los alimentos, se ha fijado “que se eviten aglomeraciones y se controlará que consumidores y empleados mantengan la distancia de seguridad de al menos un metro a fin de evitar posibles contagios”. Además, las cafeterías y restaurantes permanecerán cerrados, pudiendo “prestar servicios de entrega a domicilio”.

Suscríbase a nuestro canal de Telegram para conocer la última hora sobre la pandemia del coronavirus en España, Europa y el mundo.