Bruselas prevé que España crecerá el 2,1%, más de lo que calcula el Gobierno

La Comisión Europea reduce las previsiones del déficit de España al 3%, en línea con lo que proyecta Economía

Vivienda de varios pisos al lado de otros edificios en construcción.

Construcción de un edificio. Foto: EFE/Mariscal

Recibe nuestra newsletter diaria

O síguenos en nuestro  canal de Whatsapp

La Comisión Europea estima que el crecimiento de España será del 2,1% en 2024, una décima por encima de las proyecciones gubernamentales y cuatro más que las previas emitidas por Bruselas. No obstante, señalan una «ligera desaceleración» en 2025, con un crecimiento del 1,9%, una décima menos de lo previsto en invierno.

En tanto, la Comisión ha estimado que el déficit de España disminuirá al 3% este año, siguiendo las proyecciones del Gobierno, y al 2,8% en 2025, situándose tres décimas por encima de las estimaciones nacionales. No obstante, ha identificado una tendencia a la baja, impulsada por el aumento de los ingresos y la gradual eliminación de medidas relacionadas con la energía.

Así, Bruselas ha respaldado la revisión de las previsiones fiscales del Gobierno, que indican que España cumplirá con el objetivo del 3% del PIB en 2024, requerido por las nuevas reglas fiscales. Esto a pesar de cerrar 2023 con un déficit del 3,6%, que será considerado para posibles expedientes por déficit excesivo en junio.

Las proyecciones económicas de primavera, conocidas este miércoles, sugieren que la relación deuda/PIB continuará disminuyendo de forma gradual del 105,5%, previsto por el Gobierno y la Comisión en 2024, hasta el 104,8% que prevé Bruselas en 2025, siete décimas más que las proyecciones del Ejecutivo nacional.

España, entre las economías europeas que más crecen

Estas estimaciones colocan a España, junto con Bélgica, Grecia, Francia e Italia, entre las cinco economías en las que se espera que la deuda pública siga siendo superior al 100% del PIB para 2025.

Por otra parte, se tiene previsto que la inflación se reduzca hasta el 3,1% en 2024, una décima de la que proyectó Bruselas en febrero. Ello se debe a la constante disminución de la presión sobre los costes de los componentes no energéticos y alimentarios, y que continuará cayendo hasta el 2,3% en 2025, dos décimas más del pronóstico de invierno.

Bruselas también mantiene sus expectativas en que la tasa de desempleo de España se reduzca, pese a que continuará con un nivel elevado, llegando al 11,6% en 2024 y 11,1% en 2025.

Recibe nuestra newsletter diaria

O síguenos en nuestro  canal de Whatsapp