El Sabadell quiere 1.000 millones por TSB aunque algunos informes dicen que vale 150

Barclays asegura que TSB es difícil de vender, como intuyó BBVA, pero estima que si Sabadell lo logra, no conseguirá su objetivo

TSB es la clave del futuro de Banc Sabadell. De su venta dependerá en buena medida que la entidad que preside Josep Oliu pueda sobrevivir en solitario o termine siendo presa de un pez mayor. Su traspaso tampoco garantiza su futuro sin ser objeto de una fusión o absorción, pero lo facilita.

Es por ello que las dudas con respecto a la venta del banco británico son cada vez más extendidas desde que se rompieran las negociaciones de fusión con BBVA. Pese a todo, el Sabadell le está buscando comprador y se ha fijado un objetivo: 1.000 millones de euros. Perdería más de la mitad de la inversión pero podría darse con un canto en los dientes, pues algunos informes dicen que vale 150 millones.

Barclays se ha sumado a las voces que creen “improbable” que el banco que dirige Jaume Guardiola venda TSB por su situación y por las incertidumbres que genera el brexit. No obstante, cree que si lo consiguiera, su precio estaría en una orquilla de entre 150 y 850 millones de euros.

oliu-guardiola_15_970x597

Como explicó Economía Digital, el plan de negocio del Sabadell, que Oliu y Guardiola presentarán en el primer trimestre de 2021, no pasa solo por la venta de TSB sino por su repliegue total en España, lo que implica deshacerse también de su negocio en México, mucho más pequeño pero también más rentable. Por él podría lograr entre 100 y 400 millones, según Barclays.

El banco catalán ha hecho sus números y aunque aspira a esos 1.000 millones de euros, se conforma con menos. Calcula que con un tercio del valor en libros de TSB ya liberaría capital. Es decir, unos 700 millones de euros, muy por debajo de los 1.700 millones de libras (unos 2.300 millones de euros) que pagó en 2015 por la entidad británica.

Fuentes financieras explican que esa es la cifra clave porque la reducción de los activos ponderados por riesgo sería mayor que las pérdidas asumidas, con lo que la operación ya tendría un impacto positivo en las cuentas del Sabadell. A partir de 700 millones, cada euro sería un regalo.

Cierra de oficinas y salida de empleados

El repliegue del Sabadell en España tras la ruptura de las negociaciones con BBVA irá acompañado de una nueva apuesta comercial que deberá concretar cuando presente su plan estratégico. Se espera, no obstante, que reduzca todavía más su plantilla –se especula con 2.000 empleados más tras el pacto para las 1.800 salidas– y su red.

Barclays sugiere que “otras potenciales acciones por parte de Sabadell para mejorar la eficiencia serían la reducción de la red de distribución”. Calcula que cerrar el 5% de las oficinas tendría un coste de reestructuración de apenas 50 millones de euros pero tendría un beneficio por acción del 6%, unos 30 millones de euros antes de impuestos al año.

Barclays calcula que el Sabadell puede cerrar unas 85 oficinas en España, el 5% de su red

El Sabadell cuenta con unas 1.700 oficinas en España, por lo que según Barclays, podría cerrar 85. Contando una media de 9 empleados por oficina, generaría un excedente de unos 765 empleos, si bien fuentes financieras aseguraron a Reuters que el próximo recorte sería de 2.000 puestos de trabajo.

El banco ya pactó con los sindicatos un plan de prejubilaciones y bajas incentivadas, siempre voluntarias, con el que espera que salgan 1.800 empleados. Los analistas esperan que centre estas salidas en los centros corporativos, que concentran el 40% de los costes.