El Sabadell sube la oferta a los sindicatos para cerrar ya las prejubilaciones

El banco ofrece el 75% del salario tras la amenaza del comité de empresa de plantarse hasta la fusión con BBVA

El presidente de Banc Sabadell, Josep Oliu. EFE

Banc Sabadell se ha propuesto cerrar cuanto antes el plan de prejubilaciones y salidas voluntarias y ha subido sustancialmente la oferta económica. Esta variación se ha producido tras una semana sin conversaciones, después de que los sindicatos pidieran una pausa y amenazaran con no seguir negociando hasta la fusión con BBVA; o sea, en 2021.

El banco que preside Josep Oliu, que planteó 1.800 prejubilaciones y salidas voluntarias, ha ofrecido este jueves a los representantes de la plantilla prejubilaciones para personal de hasta 63 años con el 75% del sueldo y un máximo de 300.000 euros, según comunicó CCOO. Hasta ahora, la oferta era del 68% con un tope de 240.000 euros.

Las jubilaciones anticipadas, posibles a partir de los 63 años en función de los años cotizados, se cubrirán con un plus del 20% del salario anual para los de 63 y 64 años y del 10% del salario para los de 65. Con respecto a las bajas incentivadas, la oferta era de 35 días por año trabajado y un máximo de 18 meses, que ahora ha subido hasta los dos años.

Oficina de Banc Sabadell

La intención del Sabadell es cerrar ya la negociación con esta oferta, que deja en manos de los representantes de la plantilla. Los sindicatos mayoritarios ven con buenos ojos las medidas, si bien tienen que estudiar a fondo la propuesta, aunque al ser medidas voluntarias, es más fácil que la acepten aunque no les convenza al 100%.

El objetivo del banco es aligerar la plantilla en 1.800 personas pero desde los sindicatos inciden en que lo importante es “dar la oportunidad a un gran número de personas de desvincularse de la entidad con unas condiciones muy superiores a las que venían ofreciéndose hasta ahora”, según aseguran desde CCOO.

Mejora de la oferta tras el anuncio de fusión con BBVA

La mejora repentina de la oferta ha llegado este jueves a la mesa de negociación después de que algunos sindicatos pidieran un tiempo muerto, “de reflexión”, tras confirmarse las negociaciones entre BBVA y el Sabadell para una fusión por absorción. Y es que el hecho de que las prejubilaciones en el banco de origen vasco hubieran tenido mejores condiciones les generaron dudas.

Querían estudiar si era mejor pactar con el Sabadell o esperarse a que culmine la fusión y se planteen recortes cuando estén integrados ya en BBVA. Al final, era una cuestión de dinero, y como la oferta se ha mejorado sustancialmente, el acuerdo es ahora el escenario más probable.