El turismo vuelve a niveles prepandemia en seis CCAA

Las regiones del interior, con economías menos dependientes del turismo extranjero, consiguen alcanzar niveles previos a la crisis sanitaria

Miles de fieles se congregan para asistir a las celebraciones por el Día del Corpus Christi en Toledo. EFE/Ismael Herrero

Las comunidades autónomas que no dependen tanto del turismo y en concreto, del turismo internacional, se están recuperando a mayor velocidad desde el fin del estado de alarma. Y es que el gasto de los españoles estaría compensando el consumo de los extranjeros en las regiones menos turísticas, sobre todo en las de interior, como Extremadura, Castilla-La Mancha y Castilla y León.  

Pero también en Cantabria, Asturias y Murcia. Así lo pone de manifiesto un informe elaborado por BBVA Research, que además destaca que las CCAA turísticas avanzan a un paso más lento debido al mayor peso del turismo foráneo. 

Según los datos recogidos por el banco a través del gasto con tarjeta de sus clientes y de los TPV, este 2021 ha habido “dos puntos de inflexión”. El primero se dio a finales de abril, cuando acabaron las restricciones intracomunitarias; y el segundo a partir del 9 de mayo, tras el fin del estado de alarma.  

La movilidad entre regiones ha impulsado el gasto turístico nacional, que a finales de junio, se situó un 4% por encima del nivel de 2019. BBVA señala que el gasto que estamos haciendo los españoles en otras regiones distintas a la de residencia, no compensa la falta de gasto extranjero, salvo en aquellas comunidades donde el peso del turismo foráneo es menor “como las Castillas o Extremadura”. 

Y es que en las seis regiones antes mencionadas, el gasto turístico nacional ha compensado totalmente el gasto extranjero y superan al de 2019 de nacionales y extranjeros. 

El gasto turístico de los españoles cae un 80% 

BBVA Research también pone de relieve que las restricciones de movilidad a lo largo de 2020 provocaron una disminución del gasto turístico de los españoles de hasta un 80% en los meses más duros de la pandemia, aunque este se reduje al 32% en el conjunto del año.  

La relajación de medidas durante el verano de 2020 ayudaron a recuperar parte del gasto perdido, sin embargo, con la llegada de la segunda ola en octubre volvió a aumentar la brecha de gasto con respecto a años anteriores. 

A lo largo de 2020, el gasto turístico nacional se desplomó de manera asimétrica por provincias. Madrid, Baleares y el extranjero sufrieron la mayor caída como destino turístico con descensos respecto a 2019 del 43%, 44% y 58% respectivamente.  

Las restricciones sanitarias implicaron un cambio en el comportamiento de los viajeros nacionales, sustituyendo el turismo en el extranjero por desplazamientos domésticos, y destacando el gasto interno en las comunidades autónomas de Cataluña y Andalucía. 

Este 2021 el consumo fuera de la residencia habitual siguió cayendo a principios de año. La retirada de las restricciones en el segundo trimestre impulsó el gasto, que actualmente estaría avanzando hacia la normalización. 

El retorno a la normalidad benefició sobre todo a algunas CCAA mediterráneas (Andalucía, Murcia y Comunidad Valenciana), además de Asturias y Cantabria. A pesar de la recuperación, el gasto en Baleares, Madrid y el extranjero se sitúa aún por debajo de los niveles precrisis. 

Puerta del Sol, Madrid.

A pesar de la recuperación del turismo nacional, la falta de consumo extranjero sigue lastrando el crecimiento del gasto turístico total. De acuerdo con este  informe, en lo que va de año, el gasto de los extranjeros en España sigue un 50% por debajo de 2019. 

El pronóstico de la entidad es que durante algunos meses, el turismo nacional podrá compensar la caída del turista extranjero, pero en el agregado del año será “difícil” que se recuperen los niveles de hace dos años. 

Sobre todo, porque el gasto de los turistas nacionales durante los 6 primeros meses del año no alcanza el 50% del gasto que realizaron los extranjeros en 2019, por eso hay “dudas” sobre si se podrá compensar el mal inicio de año.  

Con todo, BBVA Research calcula que este año el gasto cerrará en negativo, aunque confía en el turismo nacional, “clave” para el proceso de recuperación de la economía española.  

Cristina Hidalgo