El Gobierno subirá ya el SMI pese a la falta de acuerdo con los agentes sociales

Gobierno, patronal y sindicatos han cerrado sin acuerdo la reunión sobre la subida del SMI, aunque seguirán teniendo contactos y Trabajo afirma que se elevará con efectos del 1 de septiembre

Yolanda Díaz, ministra de Trabajo / EFE

La vicepresidenta tercera del Gobierno, Yolanda Díaz, abanderada de la subida del SMI. EFE

El Gobierno no ha logrado un acuerdo con los sindicatos CCOO y UGT y las patronales CEOE y Cepyme sobre la subida del Salario Mínimo Interprofesional (SMI), congelado en 950 euros mensuales en 14 pagas, para lo que resta de año, sin embargo mantendrá contactos informales para lograr el consenso y lo elevará con carácter inmediato, antes de que termine el mes.

Este ha sido el resultado de la última reunión, en la que se han dado por zanjadas las reuniones oficiales con relación con el SMI, de forma que en principio no se van a convocar de nuevo la mesa de diálogo social para este asunto, sino que se va a abrir un periodo de consultas al que está obligado el Gobierno.

El Ejecutivo mantiene su intención de elevar el SMI en una horquilla de entre 12 y 19 euros este año, en línea con la propuesta del comité de expertos. En la última reunión tanto sindicatos como patronal afirmaron que el Gobierno había planteado un incremento de 15 euros este año y de 31 en 2022 y 2023, lo que elevaría el SMI a 965 euros, 996 y 1.027 euros, respectivamente.

El vicesecretario general de Política Sindical de UGT, Mariano Hoya, ha indicado que la reunión sobre el SMI “ha terminado casi como ha empezado” con las posiciones de todos mantenidas y“el Gobierno no ha concretado ninguna propuesta final y tendrá que legislar”. Los sindicatos reclaman un alza de entre 25 y 30 euros este año.

Por su parte, CEOE se opone a la subida este año, optando por acordar directamente los aumentos para 2022 y 2023, y desde la patronal se limitan a señalar que se han tratado todas las cuestiones complejas que rodean a la subida en cada uno de los escenarios propuestos por el comité de expertos del Gobierno.

La intención es llegar a un acuerdo en los próximos días, por lo que las partes van a seguir acercando posturas y negociando de manera informal. La decisión de subida del SMI es una prerrogativa del Gobierno, quien, no obstante, ha optado por llevar el asunto al diálogo social a pesar de estar solo obligado a una mera consulta.

Fuentes gubernamentales confirman a Economía Digital que la intención es llevar la subida del SMI en breve al Consejo de Ministros, asegurando su. aprobación antes de que concluya el mes de septiembre para los 1,5 millones de trabajadores que se beneficiarán de la medida.

Trabajo dice que la subida será desde el 1 de septiembre

En lo que sí ha habido novedad en la reunión es en el periodo de aplicación de la subida del SMI, ya que el secretario de Estado de. Trabajo, Joaquín Pérez Rey, ha trasladado a los agentes sociales que el incremento surtirá con efectos desde el pasado 1 de septiembre, a diferencia de lo que había avanzado esta mañana la vicepresidenta primera de Asuntos Económicos, Nadia Calviño, hasta hace dos meses contraria a la subida al ver más conveniente su aplazamiento a cuando llegase la recuperación.

Calviño ha afirmado que el Gobierno aprobará finalmente una subida “limitada” del SMI, de forma que el incremento para los 1,5 millones de trabajadores que perciben actualmente el Salario Mínimo surtirá efectos para el último trimestre del año.

Sin embargo, parece que hay una nueva discrepancia con el Ministerio de Trabajo, liderado por Yolanda Díaz, ya que desde su departamento afirman que será con efecto retroactivo desde el 1 de septiembre, así lo han indicado tanto Mariano Hoyas (UGT) como Mari Cruz Vicente (CCOO).

El presidente del Gobierno,Pedro Sánchez, anunció la semana pasada en la apertura del curso político que la subida sería “inmediata”, un anuncio que Yolanda Díaz celebró y que ha corroborado este mismo lunes al asegurar también que la subida será “inmediata”.

Consenso en lograr un 60% del salario medio en 2023

En lo que sí han logrado un consenso los agentes sociales y el Gobierno es en el objetivo común de que el SMI alcance el 60% del salario medio al final de la legislatura, cumpliendo así con lo establecido por la Carta Social Europea. La secretaria confederal de Acción Sindical de CCOO, Mari Cruz Vicente, ha resaltado la voluntad de todas las partes de intentar buscar un acuerdo para la senda hasta 2023. “Pese a que hoy no ha habido posibilidades de cerrar esto, vamos a seguir hablando para ponernos de acuerdo a la mayor brevedad posible”, ha enfatizado.

A lo largo de la mañana la vicepresidenta segunda de Trabajo, Yolanda Díaz, ha redoblado la presión contra CEOE durante sus intervenciones en su viaje a Asturias, al subrayar que no se entendería que se niegue a un alza del SMI en lo que resta de año ante el crecimiento de la economía y la bajada del paro.

Pero sobre todo presiona a CEOE para que se sume al acuerdo haciendo hincapié en que las subidas salariales que está acordando con los sindicatos son de entre el 1,5% y el 1,8% en los convenios colectivos de los sectores productivos ordinarios, un alza superior al que se aprobará para el SMI, necesario para ayudar a los colectivos más afectados que rondan esa banda de salario (mujeres y jóvenes).