El aviso de los expertos sobre las hipotecas fijas al 3%

El aumento de los tipos de interés lleva a las entidades bancarias a ofrecer más hipotecas de tipo variable y poner más trabas para las de tipo fijo

Las persona con hipotecas ven que las cuotas se incrementan. Foto Pixabay

Las personas con hipotecas han visto con nervios como han sido afectadas por las subidas de los tipos de interés que ha realizado el Banco Central Europeo ante el aumento del euríbor.

De hecho los expertos calculan que ese índice de referencia hipotecaria llegue al 3% a finales de año, y las dudas surgen sobre su impacto en los créditos a las viviendas variables y los fijos.

Suben los tipos de interés

Dado que el euríbor se encuentra en el orden del 3% muchos bancos sitúan a ese nivel los tipos de interés de las hipotecas fijas, informa el comparador iAhorro.

Muchas entidades sitúan los tipos de interés de las hipotecas fijas al 3%

Cada vez hay menos hipotecas a tipo fijo o los bancos ponen condiciones más exigentes para suscribirlas.

Los bancos prefieren ofrecer hipotecas de tipo variable. Foto Pixabay.

Los bancos prefieren ofrecer hipotecas de tipo variable ya que las del tipo fijo son un riesgo para su salud financiera. Y como se prevé que el euríbor siga su marcha ascendente, quieren evitar las contrataciones de este tipo.

Desalentar las hipotecas fijas

¿Qué hacen las entidades para desalentar a los interesados en una hipoteca de tipo fijo? Pues disparando los tipos de interés de las fijas. «Una hipoteca fija mala ya no se sitúa al 3%, sino por encima», dice el director de Hipotecas de iAhorro, Simone Colombelli. 

Mientras el euríbor estuvo en negativo el interés de las variables era menor, pero los expertos coinciden que es difícil que se vuelva a valores negativos en el futuro.

Por esta razón el Gobierno negoció con las entidades bancarias un decreto para que los hogares tengan un alivio en sus cuotas hipotecarias, sobre todo en los casos de las familias más vulnerables.

Recomendaciones de expertos

Según la plataforma iAhorro el tipo fijo será más elevado si el euríbor sigue subiendo, por lo que recomiendan elegir una hipoteca de tipo fijo y, en dos o tres años, solicitar una subrogación cuando el euríbor vuelva a bajar.

Una alternativa es elegir una hipoteca de tipo fijo y solicitar una subrogación cuando baje el euríbor

Pero la cara menos agradable de esta apuesta es el endeudamiento. Si el interesado tiene una TIN o una TAE muy alta le será muy difícil asumir el coste de la hipoteca, con cuotas cada vez más altas.

Eso puede llevar a una situación de reducción de la capacidad de pago y, eventualmente, que puede llevar a que la entidad deniegue la hipoteca por riesgo de impago.