Los sindicatos ponen fecha a las movilizaciones por las subidas salariales

UGT y CCOO se concentrarán frente a las sedes de las patronales el 7 de octubre y continuarán con asambleas informativas hasta una manifestación el 3 de noviembre en Madrid

Los secretarios generales de CCOO y UGT, Unai Sordo y Pepe Álvarez, presentan el calendario de movilizaciones en los próximos meses para la subida de salarios, este miércoles, en Madrid. EFE/ Fernando Alvarado.

Los sindicatos UGT y CCOO han concretado este miércoles en rueda de prensa las fechas para las movilizaciones que llevan meses anunciando con el objetivo de presionar al Ejecutivo y a la CEOE a acordar incrementos salariales.

La primera concentración será el 7 de octubre, coincidiendo con la jornada mundial por el trabajo decente promovida por la Confederación Sindical Internacional y la Confederación Europea de Sindicatos, y se realizará ante las sedes de todas las organizaciones empresariales del país.

A esta convocatoria le seguirán asambleas informativas en las empresas entre el 14 y el 28 de octubre, en las que se «coordinarán los conflictos». Por último, el ciclo de movilizaciones finalizará con una «gran manifestación» el 3 de noviembre en Madrid.

Los sindicatos reclaman un «acuerdo salarial general» para hacer frente al crecimiento del coste de la vida por la inflación, por lo que piden incrementos salariales en todos los convenios colectivos cuya negociación está bloqueada y acordar una subida del SMI hasta los 1.100 euros para 2023. UGT defiende dicha subida porque los 1.049 euros previstos de subida por el Ejecutivo «es evidente que se quedan cortos» al responder a una previsión «que se hizo hace más de tres años».

Negociaciones encalladas

CCOO y UGT demandan también «reabrir las negociaciones con la CEOE» para que «vuelva a la mesa» a negociar los convenios bloqueados. Los sindicatos apelan a que los beneficios de las empresas están siendo «altísimos» y denuncian que «si no se reparten con los trabajadores, no irán al bien común del país, sino al bolsillo de unos pocos que no necesitan más dinero». Por ello, más allá de la cuantía inicial negociada en los convenios, creen que debe haber una cláusula de revisión salarial que garantice las subidas periódicamente más allá de los bloqueos en distintas negociaciones.

Sindicatos y patronal se reunieron entre marzo y mayo de 2022 para negociar el VI Acuerdo para el Empleo y la Negociación Colectiva 2022-2024, pero fue imposible alcanzar acuerdos en materia salarial.

La CEOE alertó que una subida «significativa» de los salarios conllevaría aumento de costes laborales que «pueden constituir una barrera de entrada al mercado laboral de las personas en desempleo», además de fomentar «la espiral inflacionista». Por su parte, los sindicatos pidieron subidas salariales ligadas al IPC y cláusulas de revisión salarial para garantizar un ascenso al final de cada año.

Con esta situación, la ministra de Trabajo y Economía Social, Yolanda Díaz, ha intervenido en reiteradas ocasiones para dar su apoyo a los sindicatos y para pedir a la CEOE que vuelva a las negociaciones. Este lunes pidió en el Congreso a ambas partes de la negociación colectiva «que tengan altura de miras» e incidió en la necesidad de que se incrementen los salarios, ya que las retribuciones en convenio colectivo se han elevado en lo que va de año un 2,6% de media, frente a una inflación superior al 10%.

Cristina Dolz