Sánchez salva el decreto anticrisis con el voto de Bildu

Bildu se desmarca de ERC y asegura con su voto la convalidación del plan anticrisis del Gobierno, mientras ERC y Junts votan en contra al exigir responsabilidades por el caso de espionaje 'Pegasus' y el PP lo rechaza por el "desprecio" del Ejecutivo a sus propuestas

Bildu / EFE

Bildu cede y salva al Gobierno. La formación vasca ha confirmado su voto a favor del real decreto ley del plan de respuesta a la guerra de Ucrania, por lo que el Ejecutivo de Pedro Sánchez se garantiza casi con total seguridad la convalidación de su plan anticrisis al contar con el apoyo de Unidas Podemos y socios como PNV, Más País, Compromís o PDeCAT , frente al rechazo de ERC y Junts al exigir responsabilidades por el caso de espionaje ‘Pegasus’ a líderes independentistas.

Los cinco votos favorables de EH Bildu, tras la reforma del reglamento por parte del Gobierno para su entrada en la comisión de secretos oficiales, posibilitarán la aprobación del paquete de medidas en respuesta a las consecuencias económicas y sociales de la guerra en Ucrania, después de unas últimas horas de intensas negociaciones del Gobierno ante el temor de que el decreto se derogara por las reticencias de ERC y Bildu a apoyarlo por el caso de espionaje, que le han llevado a comprometerse con el PP a tramitar como proyecto de ley el plan con el fin de atraerlo a la abstención.

De esta forma, el Gobierno se asegura ya prácticamente la convalidación de la norma al contar con 176 ‘síes’, frente a 172 ‘noes’, tras haber confirmado su voto a favor, además del PSOE (120) y Unidas Podemos (33), el PNV (6), EH Bildu (5), PDeCAT (4), Más País (2), Compromís (1), Nueva Canarias (1), Partido Regionalista de Cantabria (1), BNG (1), Teruel Existe (1) y la ex diputada morada Meri Pita.

Por su parte, hay 172’noes’. ERC, Junts y CUP votarán en contra al exigir responsabilidades por el caso ‘Pegasus’. Tampoco respaldan el decreto Vox, Ciudadanos, UPN y Foro Asturias, mientras que Coalición Canaria se abstiene. Fuentes de la dirección del PP confirman a Economía Digital su voto en contra al no comprometerse el Gobierno a no paralizar la tramitación de la norma como proyecto de ley en la Mesa del Congreso como ha sucedido en otras ocasiones.

El Gobierno trasladó a última hora del miércoles su compromiso de tramitar como proyecto de ley en el Congreso el real decreto ley del plan anticrisis, tal y como exigía el PP para votar a favor, para abordar en una negociación las propuestas del PP, sin embargo no ha garantizado por escrito los otros cuatro requisitos marcados por los ‘populares’ (bajar impuestos, reducir el IVA de luz y gas, recortar el gasto burocrático y acelerar los fondos europeos).

Desde la tribuna, el ministro de la Presidencia, FélixBolaños, ha señalado al arco parlamentario que «la votación de hoy no va del Gobierno, va de ayudar a los ciudadanos que les votaron para estar en ese escaño». «Están aquí para hacer la vida más fácil a las personas que les han puesto en el escaño», les ha reiterado.

Bildu se desmarca de ERC y salva al Gobierno

La portavoz de Eh Bildu en el Congreso, Mertxe Aizpurua, ha anunciado en el Congreso que una vez más su formación actuará con «responsabilidad» y aprobará el decreto, «porque la gente no puede ni debe ser quien pague las consecuencias de los graves errores de este Gobierno».

«Hoy miles de familias necesitan de una protección adicional frente a la crisis que estamos viviendo y sus duras consecuencias. Nosotras queremos poder ofrecérselo, pero que nadie se confunda, aprobamos este decreto por la gente, no por el Gobierno, porque nuestro compromiso es para con la ciudadanía, no para con este Gobierno», ha enfatizado.

Aizpurua ha confirmado el respaldo al decreto después de que el Gobierno haya ofrecido como salida a la crisis por el espionaje la reforma del reglamento para la inclusión de ERC y Bildu en la comisión de secretos oficiales, además de tramitar el decreto como proyecto de ley para negociar y acordar mejoras.

El PP vota en contra: fracasa el primer gran acuerdo con Feijóo

Por su parte, una de las principales incógnitas en torno a esta votación se ha despejado, ya que fuentes del PP confirman a este medio que la formación votará finalmente en contra al no haberse garantizado los cuatro puntos que demandaban los ‘populares’ para dar su respaldo, ni tan siquiera garantizarse que no se vetará la tramitación como proyecto de ley.

El diputado del PP, Jaime de Olano, ha expresado en la tribuna del Congreso la «decepción» de su partido con el Gobierno al ignorar la propuesta «sensata y rigurosa» entregada a Moncloa hace una semana que «no se han dignado a negociar» porque «hace tiempo han elegido socios». «Asistimos al cambalache de Sánchez con los herederos de ETA: Bildu vota el real decreto y Sánchez le permite acceder a los secretos de Estado», ha denunciado.

«No se puede proteger al Gobierno a costa de desproteger al Estado», ha espetado Olano (PP), quien ha apelado en varias ocasiones al ministro de la Presidencia, Félix Bolaños, a cambiar su postura y acceder a negociar con el PP las medidas, sin éxito, a pesar de que «no es fácil fiarse de Sánchez» al hacer de la «sumisión y el engaño» su ‘modus operandis’.

El diputado ‘popular’ ha criticado la actitud «cutre» del Gobierno que «resulta penosa» al no confiar en el Gobierno los socios de investidura y «ocultar» información sobre la realidad económica antes del debate de convalidación, en referencia al retraso de la presentación del nuevo cuadro macroeconómico con la rebaja de previsiones. «Se niegan a garantizar que no bloquearán la tramitación (como proyecto de ley) en la Mesa del Congreso como vienen haciendo repetidamente impidiendo así la tramitación que dicen aceptar», ha espetado, pidiendo que dejen su «arrogancia»y se dejen ayudar.

Este es uno de los argumentos que ha llevado al PP a votar en contra, junto a la falta de inclusión y estudio de la batería de medidas del plan alternativo del PP, que propone una rebaja de hasta 15.000 millones en impuestos con medidas como la deflactación del IRPF en los tres primeros tramos a rentas de menos de 40.000 euros, la bajada del IVA de luz y gas, nuevas ayudas directas o destinar 4.900 millones de fondos europeos a deducciones fiscales, entre otras.

Además, ha criticado algunas de las medidas del plan del Ejecutivo como el «caótico e injusto» sistema de bonificación de la gasolina, el «intervencionismo» en el mercado del alquiler o el tope al precio del gas acordado con Bruselas que sufragarán consumidores y empresas. «Una nueva decepción» ante un «parche para tapar errores» e «incompetencia» son algunas de las críticas proferidas por Olano ante el caso omiso del Gobierno a las rebaja de impuestos «selectiva, inmediata y temporal» y la racionalización del gasto público planteadas por el PP.

ERC y Junts votan en contra y exige responsabilidades por el espionaje

Por su parte, ERC vota en contra del real decreto del Gobierno al considerar que no asume sus responsabilidades por el espionaje del caso Pegasus a más de 60 independentistas, exigiendo, junto a CUP y BNG, la dimisión de la ministra de Defensa, Margarita Robles.

Desde ERC critican que el PSOE actúa con «irresponsabilidad» en lo que se refiere a la falta de apoyos del Real Decreto. «No pueden hacer recaer en los espiados, en las víctimas, el peso de esa decisión», si bien los republicanos catalanes continuarán con la «mano tendida» para impulsar medidas de apoyo a la gente, pero «nunca a costa de renunciar a la defensa de los derechos fundamentales, que es tanto como renunciar a la defensa de la ciudadanía».

La formación defiende los «derechos y libertades» y por eso se niegan a votar el decreto ante el caso ‘Pegasus’. Desde el Congreso, la diputada Montse Bassa ha mostrado su teléfono móvil y ha dicho: «Si quieren conocer qué vamos a votar pregunten al CNI o a la ministra Robles«.

En la misma línea, la portavoz de Junts en el Congreso, Miriam Nogueras, ha rechazado el decreto por el mismo motivo, y ha exigido una comisión de investigación para la asunción de responsabilidades, así como la apertura de diligencias en la Fiscalía y se de garantías de que el espionaje al independentismo ha terminado. «El independentismo no puede regalar estabilidad a un. Gobierno que nos espía», ha espetado.

La CUP también ha rechazado el decreto al considerar que el Gobierno. «no merece los votos del independentismo» al acusarle de ‘Pegasus’, ha dicho el diputado Albert Botrán.

El resto de socios mantienen apoyo: VOX, Cs, Foro y UPN lo rechazan

Más allá de ERC, Junts y CUP, el Gobierno ha conseguido mantener el apoyo del resto de sus socios de investidura y de la mayoría parlamentaria que le sustenta. Los seis diputados del PNV apoyarán el decreto tal y como habían anunciado, así como los diputados de Más País, ya que aunque «no acaba el escándalo del espionaje la gente no tiene que pagar los platos rotos del Gobierno», ha dicho Íñigo Errejón.

El portavoz del PDeCAT, Ferran Bel, se ha desmarcado de las formaciones catalanas al apoyar el decreto porque lo contrario sería dar «un tiro en el pie de los ciudadanos» por «responsabilidad» y el compromiso de mejoras en la industria del gas electrointensivo. Tanto los diputados del BNG, Néstor Rego, como de Teruel Existe, Tomás Guitarte; Nueva Canarias, Pedro Quevedo, o PRC, José María Mazón, han confirmado también su respaldo y apoyo a que se tramite como proyecto de ley.

De la parte parlamentaria contraria, el diputado de Vox, Iván Espinosa de los Monteros, ha calificado de «flojito» A Bolaños, tras criticar que hayan elegido socios «ultras» dándoles acceso a los secretos oficiales. «Lo que nos trae este Gobierno nos lleva ala ruina», ha advertido, señalando también que el real decreto «llega tarde».

El portavoz de Ciudadanos, Edmundo Bal, ha espetado al Gobierno que «no tienen vergüenza» al «exigir a la oposición lo que sus socios no les dan», máxime tras 120 reales decretos en la legislatura. Bal ha acusado a Bolaños de reírse de la formación naranja y «tirar a la papelera» su propuesta. Ha mostrado al igual que el PP su «decepción». «Somete a chantaje a los partidos de la oposición», ha denunciado cabreado.

Desde Foro Asturias, Isidro Manuel Martínez Oblanca, ha rechazado ser «cómplice de la funesta deriva de Pedro Sánchez» al unirse a Bildu, al igual que el diputado de UPN, Carlos García Adanero, quien ha tildado de «insulto a los españoles» el «escándalo» de meter a Bildu en la comisión de secretos oficiales.