Los sindicatos se rebelan contra el «recorte de pensiones» de Escrivá

El PP acusa al Gobierno de "ocultar los recortes de las pensiones" y exige la comparecencia urgente de Escrivá en el Congreso

Los secretarios generales, de UGT, Pepe Álvarez (i), y de CCOO, Unai Sordo (d). EFE/ J.J. Guillén

Los secretarios generales, de UGT, Pepe Álvarez (i), y de CCOO, Unai Sordo (d). EFE/ J.J. Guillén

“La capacidad del Gobierno para complicar los procesos de negociación no parece tener límites”. Con esta frase han denunciado CCOO y UGT la «incomprensible oscilación constante de mensajes y posiciones del Gobierno», en esta última ocasión sobre la ampliación del periodo de cálculo de las pensiones.

Los sindicatos se oponen firmemente al compromiso suscrito por el Gobierno con Bruselas en el marco del contrato operacional sobre los fondos europeos en el que recoge el compromiso de ampliar los años cotizados para el cómputo de las pensiones.

De hecho, advierten de que «en ningún caso» van a admitir «ninguna medida que implique un recorte en las pensiones», como, según ellos, supone ampliar el periodo de cálculo de las pensiones.

El acuerdo explicita en uno de sus dos anexos el calendario con este compromiso, que establece que el anteproyecto de ley para ampliar los años de cotización del periodo de cálculo de las pensiones, actualmente fijado en 25 años, deberá estar aprobado antes del 30 de junio de 2022, de forma que la norma entre en vigor antes de que concluya el ejercicio a cambio de los desembolsos de los fondos europeos.

«No estaba en el Plan de Recuperación ni es una recomendación del Pacto de Toledo»

En un comunicado conjunto, CCOO y UGT subrayan que el compromiso de una eventual ampliación del periodo de cálculo de las pensiones hasta los 35 años a finales de 2022, que produjo diferencias públicas dentro del Gobierno, «no aparece explícito en el Componente 30 del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia». Tampoco estarían recogidas en las recomendaciones del Pacto de Toledo votadas en el Congreso en noviembre de 2020, según los sindicatos.

De hecho, este mismo lunes el ministro de Inclusión y Seguridad Social, José Luis Escrivá, ha culpado al exvicepresidente del Gobierno y exsecretario general de Unidas Podemos, Pablo Iglesias, sobre el debate de las pensiones al considerar que creó una «serpiente de verano» sobre el asunto. Iglesias le ha respondido que su Ministerio propuso la ampliación de los años cotizados a 35 años en un documento.

Entre tanto, los sindicatos exigen que el Gobierno responda y explique su compromiso con la UE, además del «sentido de la oportunidad que tiene en su política comunicativa o en la que acuerda con la Comisión Europea». «Su habilidad para ponerse trabas a sí mismo es digna de estudio», afirman.

CCOO y UGT manifiestan «con claridad» que no comparten la necesidad de un «ajuste del gasto en pensiones» mediante la ampliación del periodo de cálculo a 35 años.

«Oscilación constante de mensajes»

A su juicio, hay que evaluar los efectos de los sucesivos acuerdos alcanzados en 2011 y 2021 «corrigiendo la senda de recortes que se intentó establecer en 2013, hoy, afortunadamente, en la fase final de su corrección». «El Gobierno tiene que explicar qué significa esta oscilación constante de mensajes y posiciones sobre cuestiones que sabe son sensibles»; insisten.

Las organizaciones sindicales alertan de que la medida tendría efectos en la reducción de gasto en pensiones y reduciría la expectativa de parte de los futuros pensionistas.

Les resulta «difícilmente comprensible que se coloque en el centro del debate una medida tan controvertida cuando el Diálogo Social y el Pacto de Toledo han demostrado su capacidad de intervención sobre múltiples aspectos del sistema de pensiones con el objetivo de mantener y reforzar su nivel de cobertura en el futuro».

Piden centrarse en los puntos pendientes

Frente a esta medid,a recuerdan que aún hay «problemas o cuestiones por resolver en algunas materias» que quedaron pendientes de cerrar en el acuerdo suscrito por el Gobierno y los agentes sociales.

Entre otras, citan el mecanismo de equidad intergeneracional; la cotización por ingresos reales del trabajo autónomo: la cotización de todos los jóvenes en prácticas no laborales; la equiparación de las pensiones de viudedad de parejas de hecho; o la mejora de la protección por enfermedad de personas con contratos fijos discontinuos en el campo o la de cuidadores de personas dependientes.

La segunda fase de la negociación tendrá como prioridades, para CCOO y UGT, abordar bases máximas, pensiones mínimas, entre otras medidas para mejorar la cobertura, y reducir la brecha en materia de pensiones.

El PP exige la comparecencia de Escrivá

Por su parte, la portavoz del Grupo Popular en el Congreso, Cuca Gamarra, ha acusado al Gobierno de «ocultar los recortes de las pensiones a los españoles» y ha exigido la comparecencia con urgencia de Escrivá en la Comisión del Pacto de Toledo.

Escrivá se escuda asegurando que se trata de una recomendación del Pacto de Toledo que ya figuraba en el Plan de Recuperación y que Bruselas «no ha pedido nada» al respecto sobre el cómputo de las pensiones, pero le ha parecido «muy bien». La vicepresidenta primera, Nadia Calviño, también se ha pronunciado en esa línea.

Los ‘populares’ piden que Escrivá dé cuenta a la comisión sobre el detalle y alcance del documento suscrito entre el Gobierno y Bruselas denominado ‘Operational Agreement’ en materia de pensiones y si el Ejecutivo prevé alargar el periodo de cómputo para el cálculo de las pensiones para poder recibir los fondos europeos.