Patrocinado por

Aena culpa a Dufry, SPP y Áreas de judicializar el conflicto de los alquileres

El gestor aeroportuario reconoce que 94 de los 140 arrendatarios han aceptado la rebaja propuesta

Maurici Lucena, presidente de Aena

Maurici Lucena, presidente de Aena

Maurici Lucena, presidente de Aena, habla de nuevo sobre la polémica de los alquileres con los establecimientos inquilinos del gestor aeroportuario. El ejecutivo ha puesto cifras al problema: 94 de sus 140 establecimientos arrendados han aceptado la propuesta sobre las rentas mínimas garantizadas.

Sin embargo, Lucena ha reconocido que los más grandes (Dufry, SSP y Áreas), que representan a cadenas de restaurantes reconocidas y forman parte de grandes grupos empresariales, no han cedido “han decidido judicializar esta controversia”.

En una entrevista con Cinco Días, el presidente de Aena ha explicado que, pese a la buena acogida  — hay más empresas a favor que en contra de la propuesta — , “existe una gran diferencia entre este importante volumen y lo que significa en facturación para Aena”.

Lucena se pronuncia así tras conocerse en las últimas semanas que distintos juzgados de primera instancia se han posicionado del lado de los grandes inquilinos de Aena y han impedido, de manera cautelar y no definitiva, que ejecuten sus avales y se queden con sus tiendas.

El conflicto lleva meses enquistado. La justicia acumula más de 30 millones en garantías depositadas a sus inquilinos a la espera de una resolución final, que podría agrietar las cuentas de Aena. El gestor aeroportuario ya sufrió en 2020 por la crisis del coronavirus y terminó perdiendo 126 millones de euros.

Propuesta “generosa”

Sobre la posibilidad de que la falta de acuerdo pueda derivar en cierres de tiendas y comercios, así como despidos de empleos, Lucena ha querido defender la rebaja propuesta y se ha mostrado molesto sobre el trato recibido. “Tengo la desagradable sensación de que, a veces, se es injusto con la consideración que Aena merece”, ha afirmado.

Lucena considera “injusto” el trato recibido por Aena

Y es que la contribución paliativa a la crisis, según el propio presidente, ha sido “muy importante”. Añade que “el Real Decreto Ley de 22 de diciembre de 2020, que para nosotros es referencia obligada, establece que la rebaja máxima es del 50%. Por tanto, hemos ido un paso más allá y nuestra propuesta es muy generosa”, ha afirmado, explicando previamente que su propuesta es de una rebaja del 58%.

El presidente de la empresa semipública ha querido zanjar el asunto afirmando que el lío de los alquileres “tiene sometida a la firma a mucha presión mediática y política”. Considera que “se está dando por supuesto que Aena tiene que asumir unas pérdidas que no se considerarían razonables si nuestro accionariado fuera otro”.

Suscríbase a nuestro canal de Telegram para conocer la última hora sobre la pandemia del coronavirus en España, Europa y el mundo.