Patrocinado por

Banc Sabadell aplicará otro plan de reestructuración en 2022

La entidad que dirige César González-Bueno prevé ejecutar los ajustes en el primer trimestre de 2022 y ahorrar otros 100 millones de euros

El consejero delegado del Banco Sabadell, César González-Bueno.

El consejero delegado del Banco Sabadell, César González-Bueno.

Banc Sabadell ha publicado este viernes su nuevo Plan Estratégico 2021-2023, que contempla un nuevo plan de reestructuración para el primer trimestre de 2022. El banco ya ha ejecutado uno este año, si bien el del próximo ejercicio será algo inferior y reportará unos ahorros anuales de 100 millones de euros. En TSB aplicará eficiencias por otros 70 millones.

La entidad catalana negoció en diciembre de 2020 la salida de 1.817 empelados en España que han dejado sus puestos de trabajo el primer trimestre de 2021. Este plan de eficiencia tendrá un impacto positivo de 141 millones de euros al año a partir de este segundo trimestre.

Teniendo en cuenta este ahorro por salidas, con el nuevo plan de reestructuración se producirían entre 1.000 y 1.300 salidas más, pues el Sabadell prevé una reducción costes en España de 100 millones de euros, si bien el plan puede contemplar otras medidas. Los recortes se financiarán con plusvalías de la cartera de renta fija.

Hace apenas un mes -durante la presentación de resultados del primer trimestre- el consejero delegado del banco, César González-Bueno, ya dio pistas sobre su intención de llevar a cabo un nuevo proceso de ajuste pues adelantó que “estructuralmente el negocio necesita seguir actuando en la parte de costes”.

Hace solo unos días, se conocía que con el objetivo de rejuvenecer plantilla, estaba negociando salidas pactadas con trabajadores del banco que se acercan a la edad de jubilación, una mecánica que repite cada año. Pues, en los últimos tres ejercicios, han salido más de 600 personas por esta vía.

Fuentes cercanas a la entidad señalan que las prejubilaciones que negocian ahora no se enmarcan dentro del plan estratégico que han presentado hoy. Se trata de salidas pactadas individuales y aún no se ha concretado la cifra, de hecho, se está contactando con aquellos trabajadores de 55 y 56 años que cumplen con los criterios del banco para poder salir de manera voluntaria con prejubilación.

El motivo por el que Banc Sabadell quiere prescindir de más trabajadores y sucursales es que contempla una profunda transformación de su negocio retail, con nuevo modelo mucho más digital.

Según detallan, la gestión de préstamos al consumo, medios de pago y cuentas corrientes se hará a través de los canales online, y la comercialización de hipotecas, productos de ahorro, inversión y seguros contará con un modelo mixto de distribución, a través de canales remotos y el soporte personal de gestores especializados en oficinas.

Precisamente las hipotecas y los préstamos al consumo son dos de los productos donde prevén mayor crecimiento. Actualmente, el banco tiene un 6,4% y un 4,7% de cuota de mercado respectivamente, y para 2023 esperan crecerán más que la media del sector en España.

Una oficina del Banc Sabadell en una calle de Madrid, banco que pretende continuar en solitario tras el fracaso de fusión con el BBVA / EFE
Una oficina del Banc Sabadell en una calle de Madrid, banco que pretende continuar en solitario tras el fracaso de fusión con el BBVA / EFE

Asimismo, la hoja de ruta marcada por González-Bueno contempla una nueva subida de comisiones para todo tipo de clientes, pues especifica que lo hará con los no vinculados y las empresas de tamaño medio. También detalla que habrá nuevas primas de seguro vinculadas a préstamos hipotecarios. Con todo, contempla un crecimiento en comisiones de digito y medio (alrededor del 5%) para 2023.

El Sabadell ya optó por subir el año pasado las comisiones por mantenimiento de cuenta dos veces, la primera hasta los 60 euros al año y la segunda hasta los 120 euros. Según reflejan sus últimas cuentas, la entidad ha pasado de ingresar 34 millones a 55 millones, o lo que es lo mismo casi un 40% más.

Esta reformulación del negocio parte de la evolución de los nuevos hábitos de consumo de los clientes, cada vez más digitales. De esta manera darán respuesta a la demanda actual, explican. La entidad concreta que este es uno de los ejes esenciales del plan junto al crecimiento rentable de su negocio en España y poner en valor la filial británica, TSB.

Las pymes y TSB concentran toda la atención del plan

En cuanto a España, el foco está puesto en empresas, donde tienen una penetración del 40%. El banco quiere ofrecer soluciones especializadas, acompañarlas en la exportación y prestarles soluciones para su desarrollo.

Ya el pasado mes de marzo, cuando el banco hizo una reorganización del negocio en tres grandes áreas (particulares, empresas y banca corporativa) aclararon que el área de empresas es la que más contribuye a la rentabilidad del banco. Y por ello quieren consolidar su posición y aumentar el volumen de negocio de forma eficiente.

Respecto a Reino Unido, Banc Sabadell explica que basará su crecimiento en el negocio bancario, más hipotecas y menos préstamos al consumo. También que la nueva financiación estará centrada en productos de menor riesgo y menor consumo de capital.

Con todo, TSB espera superar el 6% de rentabilidad (ROTE) cuando concluya el plan en año y medio y contribuir significativamente a las cuentas del grupo desde 2021. Algo que ya han conseguido, pues la filial británica ganó en el primer trimestre del año 2 millones de euros frente a las pérdidas de 7 millones de un año antes, siendo la primera vez en reportar números verdes.

A nivel grupo prevén cerrar 2023 con un ROTE por encima del 6% desde el 1,25% anualizado en el primer trimestre. Lo que implica alcanzar unos beneficios de casi 700 millones de euros en esa fecha. Hace tres años, en su último plan estratégico, el banco que preside Josep Oliu se propuso alcanzar un retorno sobre capital tangible del 13% en 2020, lo que implicaba registrar un beneficio superior a los 1.400 millones de euros.

Pero a cierre del año pasado, el beneficio neto fue de 2 millones de euros, una cifra directamente impactada por la pandemia de Covid-19, ya que el banco tuvo que provisionar 2.275 millones de euros y contemplar los costes de los planes de reestructuración que puso en marcha en España y Reino Unido.

Asimismo, el grupo contempla una reducción del coste de riesgo hacia un nivel de 45 puntos básicos (55 puntos básicos sin TSB), y que la ratio de capital CET1 Fully Loaded se mantenga en todo momento por encima del 12%