BBVA se ahorra ya casi 400M en la compra de Garanti por la caída de la lira turca

La divisa se ha desplomado un 15% frente al euro desde el anuncio de compra de BBVA y esto abarata la adquisición a menos de 1.900 millones

Sede de Garanti BBVA.

Los inversores aún no han digerido la compra del 50,05% de Garanti por parte de BBVA para hacerse con el control total del banco turco. El anuncio se hizo el lunes día 15 y en ocho jornadas bursátiles hasta el miércoles 24, siete ha cerrado en rojo. En concreto, sus acciones han perdido un 15% y la entidad se ha dejado por el camino 6.200 millones. 

BBVA reconoce que Turquía es un mercado volátil a corto plazo, pero confía en el potencial de crecimiento de su economía porque su población es joven, el nivel de bancarización es bajo y tiene lazos comerciales con Europa. Pero al mercado no le vale este argumento y desconfía, principalmente de las actuaciones del presidente del país, Recep Tayyip Erdogan, con la política monetaria, que provoca continuos vaivenes en su moneda.  

De hecho, la lira turca está en mínimos históricos y se ha desplomado un 15% en su cambio frente al euro desde el anuncio de BBVA y más de un 30% en lo que va de año. Y lo ha hecho, coincidiendo con el anuncio de una nueva reducción de tipos de interés hasta el 15%, con la inflación rozando el 20%.  

Pero en realidad, la caída de la lira turca está beneficiando a BBVA, y cuando se disponga a ejecutar la compra de Garanti se ahorrará unos cuantos millones. De momento, casi 400 millones de euros, pero si la lira sigue cotizando a la baja, que lo hará, la cifra será aún mayor. 

El banco que dirige Onur Genc lanzó una opa sobre el 50,15% que no controla de Garanti BBVA a un precio de 12,20 liras turcas por acción, lo que supone desembolsar 25.697 millones de liras turcas, que al cambio del lunes 15 de noviembre (día que se hizo la oferta) suponía unos 2.249 millones de euros. Pero la lira turca ha perdido un 15% de su valor en estos días, así que al cambio actual, ya serían menos de 1.900 millones. 

Hay que recordar que la oferta que hacía BBVA para quedarse con la mitad del banco turco a 2.249 millones de euros, ya suponía comprar con una rebaja del 70%, si bien, el banco adquirió en tres compras distintas el 49,5% restante por unos 7.000 millones.   

La caída en bolsa también beneficia la recompra de acciones 

La caída de BBVA en la bolsa española también tiene su lado “positivo” y es que le beneficia en la recompra de acciones propias que ha iniciado y en la que invertirá un total de 3.500 millones. 

El banco quiere hacerse con un 10% de su capital en varios tramos, pero esa inversión costaba unos 4.000 millones antes de las caídas en el mercado bursátil y ahora ya, se ajusta a esos 3.500 millones.

La primera parte del plan, donde gastará como máximo 1.500 millones de euros, durará de tres a cuatro meses y ha comenzado tras el Investor Day. En concreto, el lunes 22 de noviembre. El banco ha indicado que al finalizar, el número máximo de acciones no deberá ser superior a los 637,7 millones.