El Corte Ingles asegura que el recorte de plantilla se hará a través de bajas voluntarias

La dirección de El Corte Inglés descarta hablar de ERE y señala "no está establecida la fórmula jurídica" por lo que hasta 3.500 trabajadores saldrán de la empresa

Una imagen de El Corte Inglés de plaza Cataluña, en Barcelona. EFE/ Marta Pérez

Una imagen de El Corte Inglés de plaza Cataluña, en Barcelona. EFE/ Marta Pérez

El recorte de plantilla que prepara El Corte Inglés ya es oficial. Este sábado la empresa se ha reunido con los representantes sindicales y les ha informado oficialmente su plan de prescindir entre 3.000 y 3.500 puestos de trabajo. En este encuentro la firma que preside Marta Álvarez se ha comprometido a que todas las bajas sean voluntarias y con las condiciones que se pacten en la mesa de negociación.

Según fuentes sindicales asistentes al encuentro, la comisión negociadora se constituirá la semana que viene y a partir de entonces tendrá un plazo de 30 días para cerrar el acuerdo. De momento, desde la dirección no quieren hablar de Expediente de Regulación de Empleo (ERE) y han señalado que “no está establecida la fórmula jurídica en que se desarrollará el proceso”.

El equipo de recursos humanos ha trasladado que la reducción de personal se llevará a cabo en sus centros comerciales, entre los que se incluyen el Cortes Inglés, Bricor, Hipercor, Sfera y también centros logísticos, de oficinas y outlet.

Una trabajadora de El Corte Inglés de Córdoba, durante la pasada primavera. EFE/Salas
Una trabajadora de El Corte Inglés de Córdoba, durante la pasada primavera. EFE/Salas

Según han comunicado a Efe, fuentes cercanas a la dirección, se prevé que, de los 3.000 trabajadores que se irían, unos 2.500 saldrían de centros comerciales y tiendas y 500 de los servicios centrales y han explicado que el único requisito para acogerse al plan será tener un contrato fijo. El plan supone un recorte de casi el 5 % de la plantilla afectada del total de 88.268 empleados con los que cuenta en España.

Los sindicatos aplauden el “talante de diálogo” de la firma

Los sindicatos (Fasga, Fetico, UGT y CCOO) han señalado que el “talante de diálogo” mostrado por la empresa, así como el compromiso de voluntariedad facilitan una negociación en la que aspiran a firmar indemnizaciones por encima de lo legal (20 días por año trabajado), dentro de una horquilla de entre 25 y 40 días.

El martes por la tarde está previsto que se constituya la parte social de la mesa negociadora, con trece miembros sindicales


El martes por la tarde está previsto que se constituya la parte social de la mesa negociadora, con trece miembros sindicales. Además, pretenden que esa misma semana se constituya la mesa y la dirección presente los informes técnicos correspondientes.

Desde Fasga y CCOO han asegurado que el plan “no tiene por qué” tener una aceptación mayoritaria entre los trabajadores de mayor edad. Sin embargo, en Fetico han admitido que les da “mucho miedo que se afecte a las personas más mayores, puesto que son las de menos empleabilidad”.

Mayor recorte de plantilla en 80 años


Aunque este es el mayor recorte de plantilla en sus 80 años de historia, El Corte Inglés ya pactó con los sindicatos en 2016 un plan de bajas incentivadas para 1.400 trabajadores, al que se acogieron 1.340. Entonces el objetivo era rejuvenecer la plantilla, por lo que el plan se destinó a mayores de 58 años, con más de 15 años en la empresa y 35 cotizados.


La compañía no ha comunicado todavía sus resultados de 2020. Sin embargo, este podría ser su primer ejercicio con pérdidas, por el impacto de los cierres y restricciones decretados como consecuencia de la pandemia de Covid-19.

Durante su primer semestre fiscal (marzo-agosto), la cadena de grandes almacenes sufrió una caída interanual en su facturación del 41% y el beneficio bruto de explotación (ebitda) arrojó unas pérdidas de 131 millones, frente al dato positivo de 386 millones del mismo periodo del año anterior, aunque en el segundo trimestre fiscal ya volvió a un ebitda positivo de 64 millones gracias a la reapertura de tiendas y a la venta por internet.


No obstante, según las fuentes, en la reunión de los representantes de la dirección han hecho hincapié en que este recorte -que llaman plan de reorganización ‘futuro’- no se debe a la coyuntura de la covid, sino que el cambio de hábitos hacia la compra por internet que comenzó antes de la pandemia, aunque ésta lo haya acelerado, hace que ya no sean necesarios tantos metros cuadrados de venta y requiere de una reorganizacción estructural.