El padre de las franquicias de Dia: “Desde la llegada de Currás empezó a prostituirse el sistema”

Miguel Ángel Guiñales, creador de las franquicias de Dia, señala directamente al exconsejero delegado en un audio entregado a la Audiencia Nacional

El universo que rodea Distribuidora Internacional de Alimentación (Dia) tiene muy claro cuando empezó a torcerse el sistema de franquicias. En el juicio que se celebra en la Audiencia Nacional ya fueron varios los exdirectivos de la cadena que señalaron directamente al antiguo consejero delegado, Ricardo Currás, como responsable de las irregularidades contables de la empresa. A las acusaciones también se suma Miguel Ángel Guiñales, el creador de la estructura de franquiciados de la compañía.

Desde la semana pasada, Economía Digital ha revelado numerosas pruebas aportadas en la macrocausa que la antigua cúpula de la cotizada tiene abierta en el tribunal. En una de las conversaciones a las que ha tenido acceso este medio, el director de franquicias de la organización entre 1988 y 2002 señala directamente la llegada de Currás al frente de la empresa como el momento en el que el equilibrio saltó por los aires.

“El punto de inflexión llega en 2009, cuando Ricardo [Currás] ve que hay que sacar más margen de todos lados para obtener unos resultados determinados en el Ibex”, explica Guiñales a su interlocutor. En su opinión, lo que hicieron “fue cagarla”, añade a los pocos segundos en la misma discusión.

“Desde que asciende a consejero delegado es cuando se modifica todo el sistema; yo a partir de 2009 reniego de las franquicias”. Y remata: “desde entonces lo que se hizo fue prostituir el sistema”.

“Currás es un tío que viene de comercial, y los de comercial no han tenido ni puta idea de lo que es una tienda”

Para Guiñales, el dirigente era plenamente consciente de lo que hacía: “Currás es un tío tremendamente inteligente, tremendamente sibilino y tremendamente político; de tonto no tiene un pelo, y por eso está donde está”. Vio que había que incrementar márgenes, y solo había dos modos: exprimir a franquiciados y proveedores. “El problema es que es un tío que proviene del área comercial, y los del área comercial no han tenido ni puta idea de lo que es una tienda”.

No será porque no le avisaron. Ya en 2015, un informe de JP Morgan le advirtió: “La compañía corre el riesgo de sufrir una deserción de sus franquiciados […] la mayoría ganan muy poco dinero o directamente ni ganan dinero […] creemos que un modelo de franquicias sostenible es uno en el que los franquiciados obtengan buenos beneficios”. Caso omiso.

El principal punto de conflictos entre Dia y franquiciados radicaba en las agresivas promociones que la empresa ponía en marcha y cuyas pérdidas debían soportas estos últimos. La estrategia de vender a pérdidas algunos productos para atraer público a las tiendas que terminase por adquirir productos de mayor margen fracasó, y la peor parte se la terminaron por llevar los propietarios independientes.

Y es que según ha publicado Economía Digital a lo largo de los últimos años, la empresa no abonaba los cupones ni descuentos de los que se beneficiaban los clientes. Por ejemplo, en otro de los documentos a los que ha tenido acceso este medio, la mercantil Inspleria denuncia que la cotizada hoy controlada por Mikhail Fridman le adeuda 64.266 euros; la gran mayoría correspondiente al pago de cupones (44.918 euros) que nunca llegó.

“Al que reclame se le da y al que no reclame que se joda”

La sociedad Inspleria fue de las que salió peor paradas con la política de cupones de Dia, pues la cotizada sí abonó los descuentos en algunos casos. Había que quejarse, eso sí. “A raíz de que varios franquiciados empiezan a poner quejas, hay una vocecita que dice al que reclame se le da y al que no reclame que se joda“, asume Guiñales en la conversación.

Lo que el exdirigente considera “un error” inicial por la falta de un representante claro de los establecimientos franquiciados en la cúpula de la compañía termina siendo una vía para lograr el ansiado margen de Currás. “Si a un franquiciado le doy una remuneración de 100 y lo bajo a 95 a un tío de Teruel, no va a pasar nada”, ejemplifica.

Dia cambia ahora el modelo de franquicias

Las pruebas aportadas respaldan el relato de que Dia no supo cuidar de sus franquiciados, como así fueron demostrando algunas sentencias concretas que también adelantó este medio. La última resolución conocida fue en un juzgado de Cataluña, donde la compañía fue obligada a pagar 125.495 euros y otros 10.000 euros en reconocimiento de daños morales.

Ahora Dia ha cambiado recientemente su modelo de franquicia con nuevas promesas de rentabilidad. Con el objetivo de captar 500 franquiciados nuevos en tres años, todos ellos en España, la firma promete ahora que duplicará la rentabilidad, mejorará la tesorería e introducirá facilidades en la gestión diaria de la tienda, con financiación de determinados costes y formación para el franquiciado.

La compañía anunció en un evento telemático con distintos medios de comunicación su nueva fórmula pero no hizo autocrítica al antiguo modelo. Iván Martín Martín, Director de Logística y Franquicias Dia España, únicamente reconoció que el nuevo esquema “es mejor” y que el antiguo era un método con “complejidades” en los pagos.