Patrocinado por

ERE de Pullmantur: dirección concretará el martes el recorte en la plantilla

El 12 de enero hay marcada una nueva cita para conocer el futuro de la compañía

El ERE de Pullmantur encarrila su recta final este mes de enero, cuando se debe de conocer cuál será el futuro de la compañía. El horizonte de la compañía propiedad de Royal Caribbean está lleno de incertidumbre: el sector cruceros sigue esperando a poder operar y no sabe con cuántos efectivos podrá hacerlo cuando sea posible.

De momento, Pullmantur ha citado a los empleados a una nueva cita el próximo martes 12 de enero, según coinciden varias fuentes consultadas, en el marco de las negociaciones del proceso de despido colectivo que ultima la compañía.

El nuevo encuentro marcado en el calendario sucede a las primeras reuniones adelantadas por este medio, que se terminaron retrasando, en las que la dirección, apoyada en los representantes legales de Andersen y GBA Label, emplazaba a los trabajadores a una reunión telemática.

Sobre el papel, la empresa no ha ofrecido nuevas propuestas a sus empleados. Fuentes cercanas comentaron que el planteamiento inicial de la empresa es pagar la mínima indemnización posible (20 días por año trabajado) y no desvelar hasta finales de mes cuál será el número final de afectados.

Pese a que la empresa ha contratado en pleno concurso de acreedores a un gabinete de comunicación para situaciones de crisis, como es el caso, ningún portavoz de Pullmantur ha querido atender a las preguntas formuladas. “No habrá declaraciones en los próximos días por respeto a las tomas de contacto y su posterior negociación”, afirman.

La dirección de Pullmantur está asesorada por los abogados de Andersen y GBA Label

La compañía planea desde agosto ejecutar un despido colectivo, pero esconde sus cartas bajo el pretexto de que prepara un plan de viabilidad que determinará cuánta gente de la plantilla se salvará. Esta hoja de ruta nunca se ha comunicado oficialmente.

Lo que sí es cierto es que apenas queda tiempo para decidir y que cada vez queda menos margen, por lo que todas las fuentes coinciden en que en febrero se sabrá a ciencia cierta cuál es el futuro de la compañía.

Pullmantur, de momento, sin barcos

Pullmantur confesó el pasado verano que vivía sus momentos más delicados. Declaró concurso de acreedores para sus tres sociedades españolas (Pullmantur SAPullmantur Holdings SL y Pullmantur Cruises SL) y cuatro de sus mercantiles maltesas.

De momento, ya ha cumplido órdenes de su administrador concursal, el despacho Data Concursal, de Francisco Vera, dando pasos significativos en su reestructuración.

Una de las decisiones más importantes ha sido el desguace de dos de sus tres barcos. Ambas embarcaciones aparecieron a finales de julio en un puerto de Turquía, donde se convirtieron en chatarra.

Los barcos en cuestión eran el Sovereign, con una capacidad total para 2.733 cruceristas, 12 cubiertas y un gran número de instalaciones y recintos de ocio, y el Monarch, el más grande de todos los que forman parte de la flota. 

Estos barcos eran propiedad de Royal Caribbean, la compañía norteamericana que desde 2016 tiene el 49% (el 51% está en manos del fondo Springwater Capital) del capital social de Pullmantur.

Suscríbase a nuestro canal de Telegram para conocer la última hora sobre la pandemia del coronavirus en España, Europa y el mundo.