Patrocinado por

Nissan reduce un 33% las pérdidas a pesar del coronavirus

Varios vehículos eléctricos de Nissan. EFE/ Kimimasa Mayama

A pesar del estallido de la pandemia, Nissan logró recortar sus pérdidas un 33% a lo largo del último ejercicio. La automovilística nipona cerró el ejercicio 2020-2021 (entre abril y marzo) con unos números rojos de 3.387 millones de euros. A pesar de haber sufrido un descenso de las ventas por culpa del coronavirus, el plan de ajuste de costes puesto en marcha limitó el daño del virus.

Según explicó la empresa este martes, las pérdidas operativas ascendieron a 1.137 millones, cuatro veces más que un año antes. Además, las ventas se desplomaron el 21,4% hasta los 58.890 millones de euros. Para la próxima campaña, el fabricante volverá a teñir sus resultados de rojo, avisó.

“El ejercicio 2020 fue un año de grandes cambios provocados por la pandemia”, lamentó Ashwani Gupta, director de operaciones de Nissan. Además de la Covid-19, la falta de semiconductores y el encarecimiento de las materias primas influyeron en las cuentas de la organización.

No obstante, la compañía detectó “señales alentadoras” en el último trimestre. “Posibilitan que Nissan regrese al buen camino”, añadió el dirigente. La automovilística consiguió elevar sus ingresos y reducir pérdidas gracias a la recuperación del mercado chino y estadounidense, los dos principales focos de su negocio.

Pero más allá del incremento de la venta de vehículos, la sociedad también está inmersa en un plan de recorte de costes que implicó, entre otras acciones, el cierre de la fábrica de Barcelona. “Se está haciendo un esfuerzo de reducción de costes y optimización de operaciones”, explicó Gupta. También bajará la persiana otro centro de producción en Indonesia.

Las medidas implicarán un ahorro de 2.648 millones de euros en costes fijos, explicó Nissan. En la capital catalana, el adiós implicará la salida de 1.600 personas –pendientes ahora de la reindustrialización de la planta–.

El plan de ajuste de Nissan va más rápido de lo previsto

El consejero delegado de Nissan, Makoto Uchida, celebró la velocidad con la que la empresa avanzaba en el recorte de costes. “Se han reducido las pérdidas por encima de lo previsto gracias a la acelerada transformación”, informó. De este modo, la organización se encamina ahora a ser totalmente limpia en 2050.

El progreso tardará todavía en dar sus frutos. La firma nipona admitió que en la campaña 2021/2022 volverá a perder dinero, aunque los números rojos se quedarían en apenas 453 millones de euros gracias a la subida del 8,6% de las ventas.