Patrocinado por

Prisa cierra la venta de Santillana España

Tras el anuncio inicial, el grupo de comunicación informa a la CNMV de que la operación está sellada

Imagen de los exteriores de la sede de Prisa

La sede de Prisa

La venta de Santillana España está cerrada. La operación, enmarcada en la estrategia del editor del diario El País de aliviar la deuda de la compañía, se ha sellado, según ha informado Prisa este jueves a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

El grupo que preside ahora Joseph Oughourlian informa al regulador bursátil que “con fecha de hoy, tras haberse cumplido las condiciones suspensivas a las que estaba sujeto, se ha producido el cierre de la operación en las condiciones previstas”.

La venta del negocio de Santillana España, cuyo nuevo dueño será el grupo Sanoma, “se estima que supondrá un resultado positivo de aproximadamente 360 millones de euros”, ha añadido Prisa en su hecho relevante enviado a primera hora de la mañana.

La venta de Santillana España ha sido una de las decisiones más importantes de Prisa este 2020. Joseph Oughourlian, el nuevo presidente de la compañía tras haber conseguido el cese de Javier Monzón, su predecesor, reflexionaba sobre esta operación recientemente en una entrevista con El País

“Hemos tenido un año muy complicado, con muchas tensiones sobre la estrategia del grupo. La venta de Santillana España no fue una decisión fácil de consensuar”, afirmó.

Junta de accionistas de 2019 de Prisa. Fuente: Prisa.

“La venta de Santillana España, y me duele vender un activo de tanta calidad, ha salvado el match ball, por así decir. Ahora tenemos que pensar en el futuro, ir más allá y desarrollar los modelos de negocio a fondo”, añadió.

El ejecutivo francés de origen armenio se refería con estas palabras a la disparidad de criterio sobre el futuro de la compañía que hay entre los distintos accionistas. 

Venta y cierre de la refinanciación

La venta de una parte de la joya de la corona (la compañía todavía mantiene el negocio de educación en Latinoamérica) se ejecutó en paralelo con la refinanciación de la deuda del grupo.

El pasado 5 de noviembre, Prisa obtuvo la adhesión del 100% de las entidades financieras acreedoras de la deuda “derivada del contrato de financiación sindicada por importe actual de 1.148 millones de euros”, confirmó al regulador.

El acuerdo supone extender los vencimientos de deuda del grupo hasta marzo de 2025, con un coste inicial del 5,5% y un coste total medio del 7% durante la vida del contrato.

Paso previo a la segregación del grupo y a la entrada de socios

Los siguientes pasos de Prisa irán encaminados a dividir el negocio en dos partes: educación y medios. El objetivo es crear dos sociedades independientes que coticen en bolsa por separado.  

Esta separación permitirá que los accionistas del grupo se muevan libremente. Será en ese momento cuando aparezcan posibles nuevos compañeros de viajes para el grupo, sobre todo en el área de medios, con la que la compañía lleva tiempo perdiendo dinero.

De momento ya ha aparecido oficialmente una oferta. La propuesta del empresario asturiano Blas Herrero, dueño de Kiss FM, por El País y la SER desató nuevamente tensiones internas sobre qué contestar al respecto, como así reconoció el nuevo presidente de Prisa.

Pero el mercado especula con la llegada de otros potenciales compradores. El grupo Vocento, editor de ABC, ya declaró ante analistas que sondean operaciones de este tipo con posibles socios. Y Henneo, dueño de 20 Minutos y de Heraldo de Aragón, también está interesado en entrar en el capital de la compañía.