Patrocinado por

Telefónica consigue la autorización provisional de Reino Unido para la fusión entre O2 y Virgin

La CMA asegura que "es poco probable que el acuerdo conduzca a una disminución sustancial de la competencia"

Avanza la operación corporativa más importante de Telefónica fuera de España. La cotizada española acaba de recibir luz verde provisional de las autoridades de competencia en Reino Unido (CMA) para fusionar su negocio en el país con el de Liberty Global o, lo que es lo mismo, la unión de las marcas O2 y Virgin.

En un comunicado, la Competition and Markets Authority (CMA) asegura que su grupo de investigación ha concluido que “es poco probable que el acuerdo conduzca a una disminución sustancial de la competencia”.

Una de las preocupaciones de la CMA era que la unión de ambos operadores pudiera desembocar en una subida de los precios o en una reducción de la calidad de los servicios, tanto a nivel mayorista como residencial.

“Los clientes deberían seguir beneficiándose de una fuerte competencia”, ha reconocido Martin Coleman, presidente de investigación del panel de la CMA.

Portazo a Vodafone


Otro de los obstáculos que encontró la fusión entre O2 y Virgin fue la intromisión de Vodafone. El operador británico se opuso a la unión de sus rivales y argumentó ante las autoridades de competencia los posibles efectos negativos sobre el mercado.

En su opinión, el mercado británico estaría dominado por dos operadores que prestan servicios a más del doble de clientes fijos y móviles respecto a su competidor más cercano.

Esta postura no se sostenía para Telefónica. El CEO de la compañía, Ángel Vilá, explicó en la rueda de prensa posterior a los resultados anuales de 2020 que la operación Virgin+O2 era similar a otras llevadas a cabo por la propia Vodafone en el pasado, como la ejecutada en España con ONO en 2014.

La compañía española se refería de este modo a que la fusión afectaba a dos firmas que se complementaban. La integración de sus negocios pasa por combinar a la segunda compañía de banda ancha fija y televisión (Virgin) con el segundo operador móvil de Reino Unido (O2).

Es un argumento ya explicado por los principales ejecutivos de ambas compañías. José María Álvarez-Pallete, presidente de Telefónica, y Mike Fries, su homólogo en Liberty Media, publicaron un artículo conjunto en octubre de 2020 en The Times  titulado Britain is well behind in connectivity: we stand ready to make the change (leer aquí), en el que aportaron algunas cifras que explicaban el alcance de la unión de fuerzas.