El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, durante la entrevista con la Agencia Efe en el Palacio de La Moncloa en la que el jefe del Gobierno repasa diferentes asuntos de actualidad. EFE/Chema Moya
stop

El gasto en pensiones (153.000 millones) se come la mitad de unas cuentas que prevén una recaudación récord con las subidas de impuestos

Nahiara S. Alonso

Economía Digital

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, durante la entrevista con la Agencia Efe en el Palacio de La Moncloa en la que el jefe del Gobierno repasa diferentes asuntos de actualidad. EFE/Chema Moya

Madrid, 14 de enero de 2019 (18:37 CET)

El Gobierno de Pedro Sánchez ha presentado este lunes en el Congreso los que ha calificado como "los presupuestos más sociales". Además, en su propuesta hace un guiño a Cataluña con un aumento de la inversión del 18% del total nacional, una iniciativa destinada a buscar los apoyos de ERC y Pdecat para sacar adelante las cuentas.

La ministra de Hacienda, María José Montero, asegura que los presupuestos de 2019 están elaborados para apoyar a la clase media y a los jóvenes y defiende que seguirán la senda del déficit del 1,3% del PIB. Pero ¿a qué se destina el dinero de las cuentas de 2019?

Pensiones y subidas salariales

Las pensiones se comen casi la mitad de todos los recursos de los presupuestos. Con el aumento del 6% de las partidas destinadas, llega hasta casi los 153.000 millones de euros. El Ejecutivo anunció la subida de las prestaciones de jubilación del 1,6%.

Esta cifra aumenta al 3% en el caso de las pensiones mínimas. Es decir, las pensiones podrán aumentar hasta 25 euros al mes.  Normalmente las cotizaciones de los trabajadores son la principal fuente que se utiliza para hacer frente al pago de las pensiones.

No obstante, en el caso de las pagas extras de verano y de Navidad, estos ingresos no son suficientes. Es por ello por lo que se suele sacar dinero de la hucha de las pensiones, pero esta se encuentra bajo mínimos y ningún ministro quiere pasar a la historia como el que agotó el Fondo de Reserva

El Gobierno de Sánchez retirará unos 3.700 millones de euros de la hucha de las pensiones, lo que la dejará con unos 2.000 millones

Así, el Ejecutivo socialista, como ya hizo el Gobierno de Mariano Rajoy los años anteriores, pedirá un préstamo a Hacienda de 15.000 millones de euros para cubrir este gasto. Además, retirará unos 3.700 millones de euros del Fondo de Reserva, lo que dejará la hucha con unos 2.000 millones, después de que llegara a tener 67.000 millones de euros.

En cuanto a los parados, el subsidio por desempleo para las personas de mayor edad pasa de los 55 años a los 52 años, lo que, junto con otras medidas, aumentará el gasto para cubrir el desempleo el 4%, hasta los 18.401 millones de euros.

Además, otra de las partidas que aumenta es la destinada para la subida salarial de los empleados públicos. El Ejecutivo anunció que el sueldo de los funcionarios podría aumentar hasta el 2,75%. La partida para pagar este aumento sube el 3,9%, hasta los 23.372 millones de euros.

Ley de Violencia de Género y bono social

Con las medidas propuestas, los presupuestos aumentan de manera considerable el gasto social, con un alza del 40% en dependencia, políticas de vivienda e inversiones. La partida de dependencia es la que más aumenta, y llega a los 2.232 millones de euros, el 59,3% más. Esto supone un aumento de 830 millones de euros.

También incluye 80 millones de euros en ayudas para el bono social eléctrico, un descuento que se aplica en el recibo de la luz dependiendo del beneficiario.

Además el Gobierno eleva hasta 220 millones la partida para cumplir el Pacto de Estado contra la Violencia de Género y sube un 33% el presupuesto del Instituto de la Mujer, hasta los 26,5 millones.

Además, amplía los permisos de paternidad de cinco a ocho semanas, para evitar que la vida laboral de la mujer no se vea afectada con el embarazo. Para ello destina 825 millones de euros.

Crece la inversión en Cataluña 

Cataluña recibirá el 52% más en inversión territorial real respecto a las cuentas de 2018. Esto se traduce en 2.051,38 millones de euros, el 16,8% del total presupuestado. A esto hay que añadir 200 millones de euros una sentencia del Tribunal Supremo.

El TS le dio la razón a la Generalitat al reclamar 759 millones por 2008. Una cantidad que se abonaría en cuatro años, según acordaron Montero y el vicepresidente catalán, Pere Aragonès, y que el Ejecutivo utiliza para llegar al 18%.

Con esto, la inversión en Cataluña será del 18,2% del total, siendo la comunidad que más aumenta sus ingresos: 900 millones más. El siguiente que más sube por términos absolutos es Andalucía, con 646 millones de euros más que el año anterior, el 43,5% más. Le sigue Valencia con 447 millones y un crecimiento del 60,2%.

Educación y cultura

Además, en materia de Educación, el Gobierno aumenta la partida el 5,9%, hasta los 2.722 millones de euros. De estos, el 65,4%, la partida más alta de la historia, están destinadas para becas y ayudas al estudiante. Es decir, 150 millones de euros más que en 2018 irán destinados a las ayudas que reciben directamente los estudiantes.

En el caso de la cultura, el presupuesto aumenta el 9,7%, hasta los 953 millones de euros. Además, se reduce el IVA en los libros electrónicos y la prensa digital, que pasa del 21% al 4% y así equipararlo con las obras de formato físico. El Gobierno de Pedro Sánchez destina también 15 millones para la memoria histórica. 

Más dinero en Defensa y para el Rey

Además, a asignación destinada a la Casa del Rey se eleva el 1,41%, al pasar de los 7,89 millones de euros del pasado ejercicio a los casi ocho millones para 2019. La asignación presupuestaria a la Casa del Rey se realiza en aplicación del artículo 65 de la Constitución.

"El rey recibe de los presupuestos del Estado una cantidad global para el sostenimiento de su Familia y Casa, y distribuye libremente la misma", reza el artículo. Así, la cantidad total es 111.890 euros más que en los presupuestos anteriores.

También aumenta el gasto en Defensa el 1,5% frente a los presupuestos de 2018. Así, llega a un total de 8.863 millones de euros. Pese a que sube en términos absolutos, reduce su peso respecto al PIB.

Los ingresos, impulsados por los impuestos

Para poder hacer frente a tanto gasto público, el Ejecutivo prevé unos ingresos récord por impuestos, por encima de los 227.000 millones de euros, unos 15.000 millones más que el año anterior. De hecho, la recaudación por cotizaciones resgistra 123.584 millones de euros.

Con esto, la tesorería de la Seguridad Social recaudará el 7,5% más que con los presupuestos de 2018. Es decir, 8.668 millones de euros más. El Gobierno explica en sus cuentas que esto es consecuencia "tanto de la mayor creación de empleo como de las medidas recientemente adoptadas, como son, entre otras, la subida del salario mínimo interprofesional y de las bases mínimas de cotización".

Así, aseguran que los nuevos ingresos aportan en un año completo un total de 5.654 millones de euros adicionales. Los nuevos impuestos a los que se refieren son la "Tasa Google" -que calculan tendrá un impacto de 1.200 millones-, el aumento de los impuestos para las grandes empresas o para los trabajadores que ganen más de 140.000 euros, entre otros.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad