El consejero delegado de Bankia, José Sevilla. EFE/ Paco Campos/Archivo

Bankia pospone la privatización a un cambio de escenario del euríbor

stop

El banco valora introducir recompras de acciones como alternativa al pago en efectivo

Madrid, 28 de octubre de 2019 (11:33 CET)

Bankia continúa acelerando la reducción de activos improductivos y su propia actividad comercial para tratar de compensar los tipos negativos cuyas perspectivas se "han prolongado por un tiempo indefinido", recordó José Sevilla, consejero delegado del banco durante la presentación de sus resultados a prensa.

En este contexto, Sevilla reconoció que no es el mejor momento para continuar privatizando el banco si lo que se espera es optimizar valor. "Será mejor cuando el mercado cambie sus expectativas sobre los tipos de interés", señaló tras ser preguntado si la privatización se debía prolongar por tiempo indefinido.

El propio Sevilla señaló que, en dos años, una situación de euríbor normalizado añadiría 500 millones de euros a la cuenta de resultados en dos años; lo que parece un aliciente para esperar. En los nueve primeros meses del año, Bankia ha ganado 575 millones, un 22% menos que en el mismo periodo del año anterior, al elevar las provisiones.

José Sevilla reconoció que esta prudencia está relacionada con su plan de aceleración de venta de carteras. "Los inversores que compran grandes bloques son más exigentes en los precios", valoró.

La entidad confía en mejorar la actividad bancaria a lo largo de los próximos meses y Sevilla anticipó que el cuarto trimestre del año podría ser el mejor de todos; no tanto por la evolución del margen de intereses, sino por la aportación de las comisiones. 

El banco está manteniendo una política activa a la hora de comercializar fondos y planes de pensiones, lo que es un aliciente para la aceleración de las comisiones. También está ganando cuota en crédito empresas; en un intento de mejorar lo que la entidad considera negocio core. No obstante, Sevilla confirmó que la entidad no cobrará a los particulares por sus depósitos; independientemente de su patrimonio. "Nosotros hacemos la diferencia entre personas físicas y jurídicas", apuntó.

Respecto a las fusiones, y las recientes especulaciones de que uno de sus principales accionistas querría que se fusionara con ING, Sevilla señaló que esta es otra especulación "más". La entidad ha sido ya casada con BBVA, Caixabank o Banco Sabadell.

Sevilla, no obstante, reconoció que el entorno de tipos negativos alienta las especulaciones sobre fusiones por los posibles ahorros de costes. Bankia no espera realizar cierres de oficinas, como sí contempla Banco Sabadell de cara a 2020.

Bankia y los planes para su dividendo extra

Uno de los mayores ganchos del banco español de cara a los mercados es su 'reserva' para un dividendo extra, que, a cierre de septiembre ya alcanzaba los 634 millones, pero que no llegará a manos de los accionistas antes de 2020.

Además, también baraja varias alternativas para enfocar su retribución y durante la presentación de resultados dejó la puerta abierta a programas de recompras de acciones. Por el momento, el banco siempre se había enfocado hacia el pago de la retribución en efectivo; algo que se ha ido topando con algunos choques con los supervisores

Sentencia del caso Bankia

Bankia ya ha devuelto 1.800 millones a los inversores particulares y José Sevilla ha insistido en que la Justicia ha ido diferenciando ahora entre diversos tipos de inversores (lo que deja fuera a los institucionales). No obstante "respetaremos cualquiera que sea la sentencia", señaló. Sin embargo, no espera que la resolución sea rápida.

Hemeroteca

Bankia
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad