Carlos Torres y Onur Genç, presidente y consejero delegado de BBVA, en la junta de accionistas de 2019. EFE

BBVA pone a salvo de Trump el 75% de su beneficio en México

stop

El banco presidido por Carlos Torres genera un 54% de sus ganancias en el país, pero se protege contra la caída del peso

Cristina Triana

Economía Digital

Carlos Torres y Onur Genç, presidente y consejero delegado de BBVA, en la junta de accionistas de 2019. EFE

Madrid, 01 de junio de 2019 (04:55 CET)

Si no era suficiente con la inestabilidad que vive por Turquía, este viernes el BBVA se tuvo que enfrentar a otro susto en el mercado donde genera más beneficios, México, por culpa de un nuevo capítulo en la guerra arancelaria de Donald Trump

El presidente de los Estados Unidos anunció a través de su canal oficial, Twitter, que pretendía imponer tasas a los productos mexicanos a partir del 10 de junio mientras que no se pusiera fin a la llegada de inmigrantes ilegales a través de la frontera mexicana. Además, amenazó con ir incrementándolos en el caso de que el problema no se remediara.

Para la economía mexicana, fuertemente dependiente de las relaciones comerciales con Estados Unidos, el encarecimiento a sus productos puede tener consecuencias muy negativas. Además, el nuevo frente abierto por Trump ha pillado por sorpresa, ya que Estados Unidos, Canadá y México ratificaron hace pocos meses un nuevo acuerdo comercial.

Este sobresalto, además de costarle a las acciones de BBVA una caída del 4% en bolsa, provocó un descenso del peso mexicano contra el dólar del 3%. Desde la entidad presidida por Carlos Torres no quisieron valorar el impacto económico que pueden tener los aranceles -si realmente finalmente se aplican- en la economía mexicana, pero recuerdan que el 75% del beneficio que genera el banco en el país está a salvo de los movimientos erráticos del peso. 

Su solvencia -los bancos españoles están siendo señalados por contar con ratios de capital más bajos que la media de entidades europeas- también puede verse afectada por la caída del peso mexicano. De acuerdo con BBVA, al cierre del primer trimestre, cada descenso del 10% del peso, le restaría 3 puntos básicos de capital. A 31 de marzo, el CET 1, ratio más representativo de solvencia para los mercados, era del 11,3%.

México, motor de beneficios de BBVA

La nueva crisis en México, no obstante, llega en un momento muy malo para el BBVA. Además de los problemas reputacionales que arrastra por el Caso Villarejo, la entidad está bajo vigilancia por su exposición a Turquía, donde controla el 49% de Garanti. Moody's alertaba hace pocos días de que las medidas aprobadas por el gobierno turco para tratar de controlar la caída de la lira era negativo para el rating de los bancos en el país y este viernes S&P mantenía en negativa la perspectiva para la nota de BBVA.  

En este contexto, México es un mercado todavía más clave para el grupo. El banco experimentó fuertes vaivenes con la elección de AMLO como presidente por la fuerte dependencia de la buena evolución de México para sus resultados y porque durante la primera parte de la campaña electoral para las últimas elecciones el actual presidente mexicano fue muy combativo con las empresas extranjeras y con la banca en particular.

No obstante, la moderación posterior de su discurso ha permitido a BBVA compensar la crisis turca con la buen tono de México, que fue el país en el que generó más beneficios en los tres primeros meses del 2019; concretamente un 53% -627 millones- del total.

La mejora del negocio en el país latinoamericano -que ha crecido este año un 10% respecto al primer trimestre de 2018- le ayudó a compensar los menores beneficios obtenidos en Turquía o en España, donde el resultado se contrajo un 29 y 14% en doce meses. 

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad