Centro comercial de El Corte Inglés en Santiago. Foto: Santiago Turismo

Así logran ingresos El Corte Inglés, Mercadona y Makro en plena crisis

stop

El impacto en los ingresos generados por el coronavirus anima a muchas cadenas a vender sus locales en propiedad, y a apostar por el online

Barcelona, 05 de abril de 2020 (14:12 CET)

La crisis del coronavirus está creando una gran necesidad de liquidez en el sector de la distribución. Esto podría llevar previsiblemente a muchas cadenas a vender sus locales en propiedad para lograr una inyección de capital, según ha adelantado el diario Expansión. Empresas como El Corte Inglés, Inditex, Makro o Mercadona ya han utilizado este método en los pasados años. En conjunto, suman unos ingresos de 1.500 millones de euros con el traspaso de estos activos concretamente en los últimos cinco años.

De esta manera, las marcas vendedoras se ahorran traslados pudiendo mantener el local para su actividad, mientras que el comprador y futuro arrendador adquiere un activo asegurándose un inquilino a medio o largo plazo. Este modelo es cada vez más utilizado entre las grandes multinacionales, que han vendido sus sedes para hacer caja, pero también entre las grandes cadenas hoteleras, que apuestan mucho más en separar la propiedad de la gestión.

Y las cadenas de supermercados ahora también recurren a esta fórmula. El último grupo en dar el paso ha sido Mercadona. La cadena valenciana, con 1.636 supermercados, ha puesto a la venta 36 tiendas con el propósito de ingresar 200 millones.

El gigante de distribución de El Corte Inglés, por otro lado, es el grupo más activo en ventas de tiendas. En los últimos cinco años ha ingresado casi 800 millones de euros y solo en 2019 traspasó activos por cerca de 300 millones de euros. La compañía, además, puso en marcha a principios del pasado año un plan para vender 95 activos por 1.500 millones de euros, que suspendió meses después.

Inditex, también vendió 14 tiendas en España y dos en Portugal al gestor de fondos de inversión alemán Deka en 2018 por 400 millones de euros. La compañía presidida por Pablo Isla se mantiene como inquilino de los locales. 

Otro de los grupos de distribución que se ha deshecho de propiedades para ganar liquidez es Makro. La cadena vendió los edificios de Barajas, Alcobendas y Paseo Imperial de Madrid al fondo Lasalle por 90 millones en 2018.

También BBVA, Melià y NH

Las cadenas de distribución y textil no son las únicas que se han decantado por este método. Los bancos fueron de los primeros en hacerlo. BBVA, por ejemplo, vendió a Merlin en 2014 tres inversiones inmobiliarias por 740 millones. Cuatro años después BBVA recompró 166 de las oficinas bancarias por 250 millones.

También las grandes cadenas hoteleras como Meliá, Barceló o NH han vendido hoteles manteniendo la gestión de los mismos para reducir su exposición al ladrillo y extender su huella a otros países sin necesidad de endeudarse.

Opotunidad 'online'

El coronavirus ha supuesto también un incremento de las ventas online, puesto que muchas tiendas y grandes marcas de supermercados han apostado por esta forma de compra para intentar conseguir liquidez y evitar un colapso en sus negocios a raíz de la crisis sanitaria. Dia ha acordado con Glovo una alianza para repartir sus pedidos en España, mientras que la competidora Deliveroo ha anunciado el lanzamiento de un servicio de cesta básica de la mano de las gasolineras Repsol y plataformas de comercio local como Aprop y Manzaning.

La plataforma de reparto a domiciliotambén cuenta con un acuerdo con la cadena Carrefour. Asimismo, según La Vanguardia, también se suman a la iniciativa de las dark store, los pequeños almacenes repartidos por la ciudad provistos de alimentos de primera necesidad


Si le ha interesado esta información, únase a nuestro canal de Telegram para recibir toda las novedades nacionales e internacionales que publicamos sobre el coronavirus: https://t.me/economiadigital_es

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad