La Bolsa española mantiene fuertes pérdidas ante el miedo del mercado al fuerte aumento de contagios por el coronavirus.

Renovables y socimis aguantan el tipo ante el Covid-19

stop

La crisis del coronavirus no es igual para todos los sectores: sólo 15 de las 130 empresas del mercado continuo se mantienen con ganancias en 2020

Madrid, 07 de marzo de 2020 (04:55 CET)

Entre perder más de 108.000 millones de euros de valor de mercado en apenas dos semanas y multiplicar hasta por doce el precio de sus acciones en menos de dos meses hay todo un abanico de posibilidades de lograr un punto de equilibrio. Quizás no esté en el triste consuelo que ha encontrado el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, al referirse a la crisis del coronavirus como una epidemia que, al menos, dijo, hace que los estadounidenses gasten el dinero en su propio país, aunque solo sea por el riesgo de viajar a otro continente.

En todas las crisis existe la cara y la cruz, aunque en la del Covid 19, como manifiesta Victoria Torre, responsable de Análisis de Singular Bank, “resulta complicado encontrar compañías y activos que estén aguantando el tipo”. Pero los hay. Cinco en el Ibex y otros diez en el mercado continuo. Son los únicos que al cierre de la sesión del viernes habían aumentado su valor en lo que va transcurrido de año. Apenas 15 de los 131 mayores valores cotizados de la bolsa española.

Fuera del mercado doméstico hay empresas como Inovio y Co/Diagnostics, ambas estadounidenses, o Novacyt, francesa, que se han revalorizado entre un 300 y un 1.100% desde el 9 de enero, fecha en la que se reconoció oficialmente la primera muerte en China por el coronavirus.

Y es que el principal indicador de la bolsa española, el Ibex 35, cuyas pérdidas desde el 24 de febrero se corresponden con el primer dato de este análisis, se ha dejado casi 1.100 puntos (un 11,5%) desde esa fecha. En lo que va de año, la caída supera ya el 12,2%. La del CAC (París), un 14%; la del DAX (Fráncfort), un 13%; la del FTSE (Londres), un 11%; la del FTSE Mib (Milán), curiosamente, un 8%; la del EuroStoxx, un 14x% y, sorprendentemente, la del Nasdaq, el segundo mercado estadounidense, apenas un 3%. ¿Por qué? Porque sólo el sector tecnológico es el que menos tiene que perder en esta crisis. 

Efectos desiguales

La crisis del coronavirus no es igual ni para todos los sectores ni para todas las empresas, aunque afecte a casi un centenar de países, se hayan superado los 100.000 contagios y el número de muertos esté ya por encima de los 3.400. Sólo el oro escapa, como en casi todas las circunstancias adversas, al miedo de los inversores.

“Su precio ronda los 1.700 dólares/onza y está en máximos de siete años. Es el típico valor defensivo, como el bono alemán o el estadounidense”, en opinión de Victoria Torre. Para los ciudadanos de a pie, las opciones se reducen en el mercado a las empresas con precios regulados (eléctricas, básicamente), socimis (empresas cuya actividad principal es la adquisición o rehabilitación de activos inmobiliarios para su alquiler) o de energías renovables. Incluso el sector alimentario.

Los mercados de valores han dejado de descontar ya el efecto económico del coronavirus en la economía china. “Imaginan el peor de los escenarios posibles; ciudades como Londres, París, Madrid o Berlín con las calles desiertas. Eso es lo que da miedo, que la economía de los países desarrollados se frene en seco”, asegura Javier Urones, analista de XTB.

Con un panorama como el actual es difícil que los expertos se atrevan a aconsejar qué camino tomar en los mercados. Empresas tecnológicas y farmacéuticas parecen las más recomendables. El Nasdaq ha entrado en terreno de pérdidas en la sesión del viernes. La última sesión de la semana suele ser la que más nervios provoca entre los inversores, temerosos de que durante el sábado y el domingo las cosas puedan empeorar. Inovio, por ejemplo, subía el viernes un 37%, mientras Co/Diagnostics cedía un 12%. Ambas trabajan en el campo de la investigación farmacéutica contra el coronavirus y cotizan en el Nasdaq.

La esperanza española

La española Pharma Mar es la esperanza española. El viernes sus acciones subieron un 15,4% ante la posibilidad de acercarse a la solución de la epidemia. Sin embargo, no se está viendo tan reccompensada por sus avances en la investigación, teniendo en cuenta que cotiza por debajo del nivel del pasado 12 de febrero. “Es un valor a tener en cartera”, dicen los expertos.

Acciona, Iberdrola, Colonial, Cellnex y Viscofán son las “estrellas” del mercado dentro del Ibex. Pero Victoria Torre es de la opinión de fijarse, de cara al futuro, en “compañías que han sufrido un mayor castigo (IAG, por ejemplo), excesivo incluso” y aquellas otras que “mantienen un buen dividendo que no se vea amenazado. Los inversores -dice- aguantan mejor las pérdidas si el valor reporta buenas rentas”.

Javier Urones pone la atención en aquellas compañías que menos se vean afectadas directamente por el coronavirus y, atención, por los bancos centrales. Por eso se fija en algunas socimis, porque nadie piensa que por la epidemia las empresas o los centros comerciales y logísticos dejen de pagar los alquileres a sus propietarios. Colonial ha subido un 5,46% en 2020 y Arima, un 7%. O en las tecnológicas. A Netflix, por ejemplo, que la gente tenga que quedarse en casa por el miedo al contagio le podría resultar hasta positivo por su actividad.

Entre las empresas de energías renovables, además de Acciona (+27%) o Iberdrola (+17,6%), destacan Solaria (+32%), Solarpark (5,7% y Audax (+4,2%). La apuesta común de todas ellas es generación de energía eléctrica de forma sostenible.


Si le ha interesado esta información, únase a nuestro canal de Telegram para recibir toda las novedades nacionales e internacionales que publicamos sobre el coronavirus: https://t.me/economiadigital_es

Hemeroteca

Coronavirus
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad