El consejero delegado del Banc Sabadell, Jaume Guardiola. EFE/LP

El Sabadell tapa con Solvia Promociones su 'warning' en capital

stop

La rebaja de estimaciones en este punto, anunciada por la entidad presidida por Josep Oliu, se compensa con la desinversión y relaja la presión del mercado

Madrid, 06 de agosto de 2019 (04:55 CET)

Los primeros días de agosto han sido intensos en la firma de operaciones pendientes en Banco Sabadell. El viernes, el banco presidido por Josep Oliu comunicaba la venta de una cartera de activos tóxicos por 300 millones, y el lunes confirmaba -un movimiento que se daba por descontado- la venta de Solvia Promociones Inmobiliarias a Oaktree.

El banco se desprende de su promotora por 882 millones, tras arrancar con el proceso de venta en febrero, y consigue con la desinversión 23 millones en plusvalías, reducir en 1.290 millones su cartera de adjudicados, y apuntarse siete puntos básicos en capital. 

Además, en bolsa, la venta de su promotora, que se había ido retrasando, ha ayudado a Banco Sabadell a frenar su desplome. Este lunes, sus acciones se anotaron un 1,19%, después de seis jornadas consecutivas de números rojos, en las que había perdido un 13%.

Esta última mala racha había arrancado después de que el banco presentara sus resultados del primer semestre, el pasado 26 de julio, cuando, presionado por el cambio de escenario en los tipos de interés en la zona euro, revisó a la baja los objetivos de margen de intereses (ingresos puramente financieros, que se generan por la diferencia entre los intereses que cobra por sus créditos y lo que paga por los depósitos), de generación orgánica capital y de rentabilidad.

Tras este replanteamiento, ahora la entidad financiera espera finalizar el ejercicio con el mismo margen de intereres del año pasado, o un 1% inferior; frente a un crecimiento previo esperado comprendido entre el 1 y el 2% y con una capacidad de generación de capital de 45 puntos básicos en 2019; frente a los 50 puntos anunciados en un principio.

Además, también ha reducido desde el 7%, a solo quedarse por encima del 6,5%, el objetivo de rentabilidad para el ejercicio, medido en términos de ROE (retorno sobre el capital).

Banco Sabadell, bajo el escrutinio del BCE

Para los analistas -y para el Banco Central Europeo (BCE)- la solvencia de Banco Sabadell es un tema crítico, una vez que la crisis de TSB parece que se ha estabilizado. Por ello, el recorte de los objetivos de generación de capital coindiciendo con la presentación de resultados semestrales ha generado dudas y, asimismo, presiona la política de dividendos del banco. 

Con la venta de Solvia Promociones Inmobiliarias, Banco Sabadell gana tiempo, porque consigue compensar la menor generación orgánica de capital que ha provocado el cambio en las estimaciones de tipos de interés. De hecho, teniendo en cuenta ambos factores, esta desinversión contrarresta completamente la rebaja de estimaciones; es más añade dos puntos básicos adicionales, acercando el ratio CET 1 Fully Loaded un poco más hacia el objetivo del 11,6%, con el que Banco Sabadell espera despedir este año.

Para 2020, la entidad contempla ir más allá y colocar este índice de solvencia en el 12%; algo que lograría, además de con la generación de capital, con otras posibles desinversiones de activos. Tras el acuerdo de este fin de semana con Oaktree, al banco con sede en Alicante le quedarían todavía 1.873 millones en activos adjudicados, con una cobertura del 44%. En junio de 2018, la cifra total de este tipo de activos ascendía a 8.472 millones.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad