Ana Botín y José Antonio Álvarez, presidenta y consejero delegado del Santander. EFE/Zipi

El Santander eleva a 400M la factura por cláusulas suelo del Popular

stop

El banco ya roza los 6.000 millones en provisiones dentro el epígrafe de litigios y procesos legales, frente a un beneficio de 3.231 millones hasta junio

Cristina Triana

Economía Digital

Ana Botín y José Antonio Álvarez, presidenta y consejero delegado del Santander. EFE/Zipi

Madrid, 08 de agosto de 2019 (04:55 CET)

El Banco Santander sigue aumentando la factura total por la compra de Banco Popular. Además del acuerdo con los sindicatos sobre el Expediente de Regulación de Empleo (ERE) y del pacto con Allianz para romper la alianza en seguros y pensiones con la red de Popular, la entidad que preside Ana Botín ha aumentado la factura por cláusulas suelo en 39 millones en los seis primeros meses del año, por lo que ya alcanza los 396 millones desde que adquirió el banco en 2017.

La entidad cuenta con una provisión adicional de 85 millones para este objetivo, pero estaría ya dando por cerrado el proceso de devoluciones de las reclamaciones de los antiguos clientes de Banco Popular por este concepto, que han ido disminuyendo año tras año.

En 2017, ejercicio en el que la entidad afrontó la adquisición de Banco Popular devolvió 238 millones a los clientes del banco adquirido como indemnización por los suelos. La cifra cayó hasta los 119 millones en 2018 y si se mantiene el ritmo de la mitad de este ejercicio, terminará el año con indemnizaciones por 78 millones.

Como máximo, el banco calculaba que la cifra a devolver rondaría los 900 millones. "El Grupo estimó que el riesgo máximo asociado a las cláusulas suelo que aplica en sus contratos con consumidores, empleando un escenario que considera más severo y no probable, ascendería aproximadamente a 900 millones de euros calculados inicialmente", recuerda en su informe financiero del primer semestre.

Por el momento, la cifra que la entidad ha reembolsado no llegaría a la mitad de la inicialmente prevista.

Una cifra millonaria de provisiones legales

Banco Santander ha cerrado los primeros seis meses de 2019 con 5.919 millones en provisiones "para cuestiones procesales y litigios por impuestos pendientes y restantes provisiones"; un 4,8% más que el 31 de diciembre de 2018. Es una cifra significativa, si se compara con su beneficio semestral, que fue de 3.231 millones.

Solo para posible compensaciones a los clientes, donde se incluirían las específicas para las cláusulas suelo, el banco mantiene 689 millones, que se han incrementado un 5,7% en seis meses. Sin embargo, por el momento, no cuenta con ninguna provisión específica para posibles reclamaciones por el IRPH. En este sentido, el banco explica que tiene en cuenta la doctrina del Tribunal Supremo, que reconoce la validez del indicador hipotecario. 

El salto más importante que ha dado Santander en en este grupo de provisiones se ha producido en el capítulo de costes de reestructuración, que han pasado de 492 a 689 millones; en parte para aplicar el ERE pactado con los sindicatos en España.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad