La directora general de la CAM, despedida sin indemnización

stop

DESTITUCIÓN

28 de septiembre de 2011 (15:48 CET)

Los interventores del Banco de España han despedido a la directora general de Caja Mediterráneo (CAM), María Dolores Amorós, según han confirmado a Europa Press fuentes de la entidad, quienes han detallado que es un despido disciplinario y, por tanto, no tiene derecho a indemnización.

Los gestores del Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB) han adoptado esta medida al considerar que Amorós "actuó en beneficio propio al calcular su propia pensión vitalicia", así como por "falsear las cuentas para ocultar la debilidad financiera de la entidad" y por llevar a cabo una "deficiente gestión".

María Dolores Amorós asumió la dirección general de CAM en noviembre de 2010 y el 10 de agosto de 2011, una vez intervenida la entidad, los interventores la destituyeron temporalmente de sus competencias, si bien hasta ahora seguía cobrando su sueldo.

Esta decisión le fue comunicada formalmente a la interesada este martes, y es efectivo a partir de este miércoles, según las mismas fuentes. Ante esta decisión, Amorós puede presentar un recurso para intentar cobrar la indemnización por despido.

Según publica este miércoles el diario Expansión, Amorós acordó en noviembre de 2010 una retribución anual de 593.040 euros, y unos 30 días después, cerró su contrato y pactó con el presidente de CAM, Modesto Crespo, su pensión, con una prestación vitalicia asegurada de 30.791 euros al mes, lo que elevaría esta cuantía a 369.497 euros anuales.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad