Los depósitos, una herramienta para el ahorro de las familias
stop

Récord histórico del patrimonio gestionado con 268.991 millones, tras captar cerca de 11.500 millones solo en los cuatro primeros meses del año

Madrid, 15 de junio de 2019 (12:44 CET)

Los fondos de inversión se han convertido en la única alternativa para intentar sacar rendimiento a los ahorros. En los cuatro primeros meses del año, el patrimonio de los fondos ha aumentado en 11.477 millones de euros, el 4,46%, según los últimos datos disponibles por Inverco, la Asociación de Instituciones de Inversión Colectiva. A cierre del pasado mes de abril, el patrimonio de los fondos ha marcado un nuevo récord, al alcanzar los 268.991 millones de euros.

El interés de los ahorradores por los fondos de inversión se ha multiplicado desde que las rentabilidades de los depósitos bancarios y la renta fija hayan tocado suelo. En los últimos cinco años, el patrimonio de los fondos de inversión ha crecido el 38,07%, pasando de los 194.818 millones de euros del año 2014 a los actuales 268.991. Se trata de un incremento acumulado del 7,6% anual.

Todo lo contrario ha sucedido con los depósitos bancarios, cuya rentabilidad se acerca peligrosamente al cero por ciento. En 2014, los españoles atesoraban en esos productos bancarios 385.219 millones de euros. En aquel año, los bancos remuneraban un depósito a un año hasta el 1,21% y a dos y más años, al 1,81%.

Hoy, el dinero a plazo depositado en los bancos ha bajado hasta  los 156.245 millones, con datos de abril de este año recogidos por el Banco de España. Se trata de un desplome del 59,44% en solo cinco años, un 11,88% anual.

Para que se hagan una idea. El dinero que hoy permanece depositado a plazo en los bancos españoles es el mismo que el patrimonio acumulado de los fondos en 2013. Ambos métodos de inversión han seguido caminos totalmente opuestos a medida que se hacia más acomodaticia la política monetaria del Banco Central Europeo.

No hay que olvidar, que los fondos de inversión no se conocieron realmente en España hasta 1989. En esa fecha, el patrimonio apenas llegaba a los 5.285 millones de euros. Su popularidad se disparó a partir de 1996.

Los bancos más grandes, los más activos

Las entidades bancarias más activas en lo que va de año no son, curiosamente, las más grandes, las que dominan el mercado. Mutua Madrileña (la décima por tamaño en este sector) ha incrementado su patrimonio en cuatro meses en un 8,23%. La empresa que preside Ignacio Garralda gestiona un total de 5.547 millones. El segundo mejor comportamiento lo ha tenido Kutxabank. Ha crecido un 7,15%, por delante de Ibercaja (+6,08%).

Caixabank sigue siendo el número uno por dinero manejado. La entidad que preside Jordi Gual gestiona 45.603 millones de euros. En los cuatro primeros meses del año ha aumentado un 4,07%. De entre los cinco grandes, Bankia ha sido el que más dinero ha captado entre enero y abril: 1.982 millones de euros, un 5,8% más que el volumen que gestionaba en diciembre. Pese a todo, ocupa el cuarto lugar por volumen de patrimonio gestionado.

BBVA mantiene la segunda posición del ránking. El banco que preside Carlos Torres maneja 40.237 millones de euros, un 2,68% más que en diciembre, por delante de Santander. El banco de Ana Botín ha captado hasta abril 1.837 millones para los fondos que maneja, que ascienden a 37.863 millones. El Sabadell ocupa el quinto lugar con 16.059 millones.

La rentabilidad de los bonos soberanos a diez años se ha desinflado hasta llegar a mínimos históricos

¿Qué ofrecen los fondos? Rentabilidades algo más atractivas a cambio de un riesgo algo mayor​. En lo que va transcurrido de año, la rentabilidad media de los fondos es del 5,03%, aunque dentro de una horquilla muy amplia, que va desde el 0,06% de los fondos monetarios (en línea con la rentabilidad de los depósitos bancarios) al 17,12% de la renta variable de EEUU.

Los fondos de renta variable internacional y los de renta fija mixta son en estos momentos los más atractivos para los inversores. Están obteniendo rentabilidades en 2019 de entre el 2,77% y el 17,12%. Seis de las modalidades de estos fondos ofrecen un retorno superior al 10% hasta abril.

Pero no todo es oro lo que reluce en los fondos de inversión. Los de renta fija y algunos de renta variable acumulan rentabilidades negativas a un año e incluso a tres. No es de extrañar, desde que Mario Draghi bajara el precio del dinero al 0% en marzo de 2016, la rentabilidad de los bonos soberanos a diez años se ha desinflado hasta llegar a mínimos históricos, como es el caso de España. A corto plazo, un año, están en negativo desde hace meses. 

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad