Alcoa-San Cibrao: el precio de la energía se duplica este año y pone cuesta arriba la venta

El precio de la electricidad en el mercado diario dobla los niveles de 2020 a las puertas de las reuniones de los sindicatos con los seis grupos interesados en comprar la planta de aluminio

Imagen de archivo de las protestas de los trabajadores de Alcoa en San Cibrao. EFE/Emilio Pérez

Imagen de archivo de las protestas de los trabajadores de Alcoa en San Cibrao. EFE/Emilio Pérez

El precio de electricidad acelera su escalada mientras Alcoa-San Cibrao afronta semanas clave para decidir su futuro. La factura energética para la industria electrointensiva se ha duplicado en lo que va de año tras un 2020 a la baja por la crisis del Covid-19 y vuelve a convertirse en un quebradero de cabeza para las empresas más demandantes.

Los datos de la Asociación de Empresas con Gran Consumo de Energía (AEGE) revelan que el precio final de la electricidad para la industria electrointensiva española (entre la que se encuentran firmas como Alcoa, Alu Ibérica, Ferroatlántica, Celsa Atlantic o Megasa) cerró el mes de mayo en los 77 euros el megavatio/hora. España duplica así a los 35,6 euros por megavatio/hora que marca el mismo indicador en Francia y supera holgadamente a los 48,7 euros registrados en Alemania tras la escalada de precios del mercado mayorista.

En concreto, el precio medio en el mercado diario español ha pasado de situarse en el entorno de los 37 euros el megavatio en 2020 a dispararse hasta los 67,4 con los que ha cerrado el mes de mayo, según los datos que figuran en el Barómetro Energético de AEGE.

La losa de la factura energética

Esta escalada de precios se ve agravada en España por las diferentes cargas que engordan la factura final para las empresas electrointensivas. Así, si Alemania reduce el precio para su gran industria desde los 61,5 euros del mercado mayorista a los 48,7 euros de precio final (aplica compensaciones por CO2 de 13 euros el megavatio), en España, por el contrario, se pasa de los 67,5 a los 77 euros tras incluir dos conceptos. Se trata de los costes regulados (peajes, el cargo por las renovables o los servicios de ajuste) y los diferentes recargos (los pagos por capacidad, el impuesto eléctrico o las tasas municipales), que aumentan la factura eléctrica en 12,3 y 3,2 euros el megavatio/hora, respectivamente. Estas cargas no son amortiguadas por unas compensaciones por CO2 que ascienden a la mitad que en Alemania (6 euros el megavatio).

El elevado precio de la energía en España fue uno de los dos argumentos que Alcoa esgrimió para justificar su decisión de cerrar la planta de San Cibrao y anunciar un expediente de regulación de empleo (ERE) para 534 trabajadores en mayo del año pasado. En su carta, la compañía aludía a «problemas estructurales», entre los cuales figuraban «los altos costes de energía y el bajo precio del aluminio», que hacían que la factoría no fuese, a su juicio, rentable.

La multinacional ya advirtió meses atrás de que el estatuto para el consumidor electrointensivo era «insuficiente» para rebajar una factura energética que vuelve a crecer hasta máximos en un momento marcado tanto por la fase final en la venta de Alcoa-San Cibrao como por la reforma eléctrica. Esta, entre otras cosas, incluye la puesta en marcha de un céntimo verde, modulará el precio de la tarifa eléctrica en función del horario en el que consuma y busca impedir la sobrerretribución de las eléctricas cuando cobran el coste de los derechos de emisión de CO2 por la energía producida a través de centrales nucleares o hidroeléctricas.

A las puertas de reuniones con posibles compradores

La escalada del precio de la luz se situará como telón de fondo en la reunión periódica que Alcoa mantendrá con representantes de la Xunta este jueves, así como en la ronda de contactos que el comité de empresa iniciará con los candidatos a comprar la factoría de San Cibrao.

Está previsto que los representantes de los sindicatos se reúna en primer lugar con la primera firma que anunció su predisposición a hacerse con las riendas de la planta de aluminio de A Mariña Lucense: Liberty. Será el 9 de junio cuando se produzca este encuentro, al que le seguirán otros con el resto de candidatos para comprar la factoría (seis, según comunicó la propia empresa a los sindicatos hace dos semanas).