Aluman abandona los números rojos del Covid y prevé crecer un 20% este año, hasta los 84 millones

Histórica proveedora de Inditex, el grupo de Arteixo vuelve a crecer gracias a los proyectos de rehabilitación energética con sus fachadas singulares, que representan más del 60% de su cartera de negocio

Manuel Ángel Pose Palleiro, CEO de Aluman

El grupo Aluman, cuyo CEO es Manuel Ángel Pose Palleiro, recupera la senda positiva tras el golpe del Covid, aupado por los trabajos en fachadas singulares y rehabilitaciones energéticas. Foto: Aluman

Aluman, el gigante de Arteixo que creció a la sombra de Inditex, se recupera del golpe del Covid tras dos años que, reconoce, han sido “difíciles”. Lo hace, en buena medida, aprovechando el tirón de las rehabilitaciones energéticas a nivel internacional y centrándose en sus trabajos de construcción de fachadas tecnológicas sostenibles. Esta área de negocio representa ya más del 60% de la cartera de negocio del grupo, cuyo CEO en Manuel Ángel Pose Palleiro.

La compañía coruñesa presentó este miércoles los resultados correspondientes al ejercicio 2021 a entidades financieras, proveedoras y clientes, así como la proyección para este ejercicio. Destaca que el pasado año logró un crecimiento positivo “gracias a su capacidad industrial para hacer frente a las necesidades del mercado”. El director financiero del grupo, José González-Dans, incidió en que Aluman ya ha “dejado atrás” el Covid. “Tras dos años difíciles, 2020 y 2021, el trabajo de rentabilidad de esta empresa se está viendo en este 2022 y hoy presentamos unos resultados muy buenos”, resumió.

Vuelta a «números positivos»

A pesar de que la firma no ha facilitado en su comunicación a los medios el resultado neto de 2021, destaca que “retornó a números positivos, seguidos de un crecimiento espectacular en 2022 y un incremento de la facturación en el primer semestre del año un 22% mayor”.

En 2020, la memoria consolidada de Inversiones Arteixo, la cabecera del grupo empresarial, exponía que la cifra de negocio del grupo cayó desde los 77,8 millones hasta los 73,2 millones, un 5,83%. En su informe de gestión señalaban que esta caída, unido al retraso en los encargos, la decisión de no realizar ERTEs y la paralización temporal de los proyectos en el área del retail, impactaron de forma negativa en el resultado. De unos beneficios de 1,4 millones de euros en 2019 pasó a unos números rojos de 5,7 millones de euros.

Sin embargo, en estos momentos, la compañía habría conseguido ya enderezar la cuenta de resultados. Según la información publicada este miércoles, Aluman alcanzó los 70,3 millones de euros en facturación, un 4% menos que en 2020, aunque consiguió un ebitda consolidado de 3,8 millones de euros, “un 733% por encima del ejercicio pasado”. La previsión de la firma es la de acabar 2022 con una facturación de 84 millones, con lo que superaría incluso las cifras prepandémicas.

Durante el pasado ejercicio, la compañía de construcciones singulares realizó inversiones que superaron el millón de euros. “Este esfuerzo inversor y la internacionalización del grupo suponen el 43% del volumen total de ventas, que se reparten un 22% en Europa, otro 9% en el mercado americano y un 12% en el resto de países”, apuntan. El mercado español representa un 59% de la facturación de la compañía en Europa.

El tiempo de los “ecoproyectos”

Sergio Rey, del área de Proyectos, centró su intervención ante proveedores y entidades financieras en las grandes obras singulares ejecutadas por el equipo de Aluman en América del Norte, Latinoamérica y Europa que suman unos 200.000 metros cuadrados de fachadas, el equivalente a 30 campos de fútbol. “Debido a los movimientos del mercado, la compañía está presente cada vez más en las principales plazas europeas con ecoproyectos en París o Bruselas. En los últimos dos años, destaca también la alta presencia en España con la rehabilitación de las icónicas Torres Colón, que se convertirán en el primer edificio de consumo casi nulo en nuestro país; la envolvente de las Torres Iberdrola o del complejo Urban 22@ en la parcela de la antigua fábrica Farggi. Estas últimas, ambas en Barcelona”, destacan.

En su turno de palabra, José Manuel de Barros, responsable de residencial, la segunda área en importancia, destacó la creciente pujanza de su departamento. En parte, gracias al impacto positivo de la creciente demanda de rehabilitaciones energéticas que se prevé, impulsen todavía más los Fondos Next Generation.

La compañía asegura que las áreas de retail y de contract (proyectos de interiorismo para sector hotelero, aeropuerto, hospitales o centros comerciales) lograron un crecimiento igualmente positivo, de un 27%. Alguno de sus últimos trabajos son hoteles de alto nivel como el recién inaugurado Attica21 Samil (Vigo) o el adjudicado en Cartagena de Indias (Colombia) para la cadena Marriott Internacional, un complejo colonial de 131 habitaciones, 16 villas y zonas comunes.