Así digiere el golpe del Covid el gigante de los comedores de Inditex

Sodexo Iberia, principal sociedad en España del grupo francés de prestación de servicios, finalizó el ejercicio 2020 con unas pérdidas de más de 8 millones debido a los cierres derivados del coronavirus

Sodexo gestiona los comedores de grandes compañías como Inditex. Foto: Sodexo

El golpe del coronavirus dejó tambaleando a gigantes de todos los sectores, especialmente a aquellos ligados de una u otra forma a la restauración. El ejemplo está en Sodexo, el grupo francés que se define como “líder mundial en prestación de servicios de calidad”. Muy conocido por ofrecer servicios de alimentación a gigantes del IBEX como Inditex (gestiona sus cuatro grandes comedores), también oferta otros que van desde la asesoría y la formación de personal al mantenimiento. La compañía trabajo tanto con instituciones, como con hospitales, centros educativos y residencias y geriátricos. Las cuentas relativas al ejercicio 2020 de Sodexo Iberia, su principal sociedad en el mercado español, dan muestra del golpe que supuso la pandemia, pues la misma registró unos números rojos de 8,4 millones, frente a los beneficios netos de 1,6 millones de 2019.

Según los datos remitidos al Registro Mercantil de Sodexo Iberia SAU, con sede en Madrid y con una plantilla que superaba los 4.600 trabajadores fijos a cierre de ejercicio, la cifra de negocio de la compañía pasó de 228,8 millones de euros a 197,7 millones, un 13,5% menos.

Para asimilar los números de esta sociedad hay que tener en cuenta que cierra su ejercicio fiscal en agosto, de forma que las cifras correspondientes al 2020 están fuertemente impactadas por las olas más duras del coronavirus en cuando a restricciones sociales. A cierre del ejercicio, la sociedad había presentado distintos expedientes de regulación de empleo por causa del Covid que afectaron a unos 3.200 empleados.

Golpeados por cierres de comedores y colegios

Explican los administradores de Sodexo en la memoria que acompaña a su balance que “durante el periodo de pandemia, las diferentes áreas de negocio de la compañía han tenido un grado diferente de afectación. El cierre de los colegios y de las universidades, el cierre de las cafeterías en hospitales, así como el cierre de las oficinas de empresas, que han optado por el teletrabajo, han tenido un impacto muy significativo en los resultados de la sociedad”. No obstante, exponen que, “por el contrario, las actividades de Facilities Management (contratos de mantenimiento, limpieza o seguridad…) se han mantenido en niveles similares anteriores a la pandemia, lo que ha ayudado a mitigar el impacto en el resto de actividades, siendo la apuesta por la diversificación iniciada por el grupo clave para sus sostenibilidad”.

En esas cuentas, el grupo ya preveía una rápida digestión del golpe, en buena medida por su envergadura. “El grupo es optimista respecto a la estructura financiera, posicionamiento en el mercado y perspectivas a medio plazo. Nuestras perspectivas futuras son buenas”, exponen.

Con más de 420.000 empleados repartidos en 64 países y unas ventas totales de 19.300 millones de euros, las perspectivas del mercado español son buenas. “ Sodexo Iberia desarrolla su actividad en un mercado potencial superior a 27.000 millones de euros, cuyo reparto está altamente diversificado, por lo que las expectativas de crecimiento son favorables”, explican.

Medidas para empleados

En la memoria de información no financiera de Sodexo Iberia, la compañía indica algunas de las medidas puestas en marcha para afrontar la pandemia, también en el ámbito de la responsabilidad social. Destaca, de hecho, el refuerzo del “fondo social” de la firma, “un programa de ayuda directa a colaboradores en situación de vulnerabilidad para hacer frente al pago de facturas, cuotas, compra de material escolar o contingencias médicas”.

También destaca la puesta en marcha de un programa de Cestas de Comida, “una ayuda continuada para garantizar el acceso a la alimentación a aquellos colaboradores afectados por la situación laboral y la crisis económica, consistente en el reparto de cheques canjeables en establecimientos de alimentación de una cadena de distribución, a través de un acuerdo de colaboración con un proveedor”. Del mismo modo, también se habilitaron tres líneas telefónicas de ayuda al personal, incluyendo una confidencial de apoyo psicológico.