Competencia amenaza con sancionar a Endesa tras la multa a Naturgy por la central de Sabón

La entidad que preside Cani Fernández incoa un expediente sancionador contra varias empresas del grupo de Endesa por un posible abuso de posición de dominio en el mercado de la distribución eléctrica en ocho comunidades, entre ellas, Galicia

José Bogas, en la junta de accionistas de Endesa / Endesa

José Bogas, en la junta de accionistas de Endesa / Endesa

Recibe nuestra newsletter diaria

O síguenos en nuestro  canal de Whatsapp

La Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) ha incoado un expediente sancionador contra varias empresas del Grupo Endesa por posibles prácticas anticompetitivas. La entidad que preside Cani Fernández investiga si la compañía ha dado un trato «discriminatorio y preferente» a la resolución de solicitudes, reclamaciones e incidencias de sus propias filiales, en detrimento de terceras empresas competidoras.

El expediente a Endesa llega después de la multa a Naturgy por supuestas prácticas encaminadas a manipular el precio de la luz a través de su central de ciclo combinado de Sabón, en un procedimiento que ha acabado en una querella de la Fiscalía contra la eléctrica de Francisco Reynés. En el caso de Endesa, las prácticas investigadas afectan también a Galicia, pues abarcan todo el negocio de distribución del grupo, que desarrolla en ocho comunidades y en la ciudad autónoma de Ceuta.

Abuso de posición de dominio

En un comunicado, el organismo indicó que está investigando a E-distribución Redes Digitales, Endesa Operaciones y Servicios Comerciales, y a sus respectivas matrices —Endesa y Endesa Energía–, por un posible abuso de posición de dominio en el mercado de la distribución eléctrica. Las supuestas prácticas anticompetitivas afectarían a todos los territorios donde la compañía opera como distribuidora: Andalucía, Aragón, parte de Castilla y León, Cataluña, Galicia, Islas Baleares, Islas Canarias, ciudad autónoma de Ceuta y la provincia de Badajoz.

El superregulador apunta que la investigación se centra en el presunto trato «discriminatorio y preferente» que la energética habría dado a la resolución de solicitudes, reclamaciones e incidencias de sus propias filiales, en detrimento de terceras empresas competidoras. Entre otros, se analizan los trámites relacionados con la comercialización de energía eléctrica, la instalación de equipos y prestación de servicios de medida eléctrica, la prestación de servicios energéticos, así como la instalación y operación del autoconsumo, vinculado al mercado de generación distribuida.

Endesa descarta cualquier trato de favor

Fuentes de Endesa indicaron a Europa Press que e- distribución ha actuado en todo momento «cumpliendo la legislación y respetando escrupulosamente el principio de neutralidad que rige el funcionamiento de las distribuidoras de electricidad en su trato con las distintas comercializadoras existentes en el mercado, que garantiza que no se produce ningún trato de favor a ningún agente».

Además, la eléctrica recordó que la apertura del expediente no prejuzga el resultado final de la investigación, en la que la compañía destacó que ha colaborado aportando toda la información requerida y que seguirá colaborando en todo lo que solicite. También subrayó que la voluntad de actuar como una agente facilitador del autoconsumo queda de manifiesto en las medidas implementadas por e-distribución «para acelerar y facilitar el procedimiento de activación de los autoconsumos y mejorar la información a todos los agentes implicados». A este respecto, a cierre de este mes de junio, e-distribución había activado más de 295.000 suministros de autoconsumo, una cifra que supone un incremento del 156% respecto al cierre de 2022.

Recibe nuestra newsletter diaria

O síguenos en nuestro  canal de Whatsapp

Deja una respuesta