Cupa apuntala su liderazgo con la compra de la histórica Pizarras Gallegas

La compañía propiedad del fondo Carlyle compra el 100% de Pizarras Gallegas, que el año pasado facturó diez millones de euros

Presidente Cupa Group

Javier Fernández, consejero delegado de Cupa, la pizarrera que compró el fondo estadounidense Carlyle

Cupa gana tamaño en plena crisis por el Covid-19. La compañía gallega, que hace cuatro años fue adquirida por el fondo Carlyle ha sellado la compra del 100% de las acciones de Pizarras Gallegas.

El movimiento consolida a Cupa Group como primer productor mundial de pizarras para cubiertas al tomar las riendas de esta empresa familiar con sede en Vilamartín de Valdeorras y 50 años de historia que el año pasado alcanzó una facturación cercana a los diez millones de euros y un beneficio bruto de explotación de cuatro millones de euros.

Más de 2.100 empleos directos

La operación permite que Cupa se haga más fuerte en mercados como Alemania, Reino Unido, Irlanda o Dinamarca (principales clientes de Pizarras Gallegas) y eleva su capacidad productiva. No en vano, Pizarras Gallegas contaba con cerca de un centenar de trabajadores en plantilla al cierre del año y que ahora pasan a formar parte de los algo más de 2.100 empleos directos con los que el grupo Cupa cuenta en todo el mundo.

El consejero delegado de Cupa Group, Javier Fernández, ha subrayado que la compañía “siempre se ha distinguido por la variedad y calidad de sus productos, y, con la incorporación de Pizarras Gallegas, continuamos avanzando para ofrecer la mejor pizarra natural del mercado”.