Dictan orden de detención contra el exsocio de Adolfo Domínguez en México

La Fiscalía General de la República de México (FGR) dicta una orden de detención contra el dueño de GINgroup, exsocio de Adolfo Domínguez, por dos presuntos delitos

Raúl Beyruti

Raúl Beyruti, presidente de GINgroup

La Fiscalía General de la República de México (FGR) lanza una orden de detención contra el empresario Raúl Beyruti. Se trata del fundador de GINgroup, consultora internacional de recursos humanos que en los últimos años colaboró con Roberto Verino y Adolfo Domínguez durante su proceso de expansión en México.

Según el medio local Milenio, a Beyruti se investiga por la presunta comisión de delitos de operaciones con recursos de procedencia ilícita y delincuencia organizada, según asegura el medio local Milenio. El caso se inició a través de una denuncia trasladada por la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) tras haber detectado movimientos inusuales en el conglomerado de 92 empresas a través de la cuales el grupo factura unos 34.000 millones de pesos mexicanos al año (unos 1.370 millones de euros).

Ruptura con Adolfo Domínguez

GINgroup colaboró en los últimos años con las textiles gallegas Roberto Verino y Adolfo Domínguez durante su expansión en territorio mexicano tras sellar unos acuerdos que en el caso de la firma ahora capitaneada por Adriana Domínguez se rompieron antes de tiempo. La propia compañía comunicó que procedió a rescindir los contratos de franquicia de sus tiendas en México que estaban siendo gestionadas por el grupo de Raúl Beyruti “al constatar que incrementaba su posición deudora y no reemplazaba las garantías bancarias en su plazo de vencimiento que finalizaba en abril”. “Tras enviar reiterados avisos para la renovación de garantías y no recibir la devolución de la mercancía, ni resultar cancelado el saldo deudor, Adolfo Domínguez procedió a la ejecución de las mismas ante la entidad bancaria avalista”, explicaba la compañía.

La compañía ourensana expresaba también su deseo de que el cruce de reclamaciones con GINgroup “se resuelva lo antes posible para poder proceder al cobro de las deudas» que el grupo mexicano aún no había abonado y que giraban en torno a la deuda contraída por las prendas entregadas para la comercialización en sus franquicias.